Home DIR&GE Noticias Partners Parecidos razonables entre el liderazgo de un CEO y el de un jugador de baloncesto
Parecidos razonables entre el liderazgo de un CEO y el de un jugador de baloncesto

Parecidos razonables entre el liderazgo de un CEO y el de un jugador de baloncesto

182
0

Proware LOGOEl concepto liderazgo suele estar vinculado al ámbito empresarial, sin embargo, el significado de este concepto va mucho más allá.
Si nos fijamos en el origen de esta palabra, proviene del inglés “leader” e implica la existencia de una relación entre: persona que guía y quienes le siguen. El liderazgo, para algunos una habilidad y para otros, una cualidad, se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida.

En cuanto a las características que ha de tener un buen líder, existen diversas publicaciones que hacen referencia a estas y a las claves para conseguirlo. Por ejemplo, muchos están de acuerdo en la importancia de la comunicación pues sin esta es imposible que exista un equipo. También el tener la habilidad de administrar el talento y conseguir mantener la motivación de los equipos.

Asimismo, también se hace necesario contar con la inteligencia emocional que le permita controlar sus sentimientos e interpretar los de otros. Esta es esencial para alcanzar el éxito y para el psicólogo que popularizó este término, Daniel Goleman, hay cinco elementos principales de la inteligencia emocional: conciencia de sí mismo; la autorregulación; la motivación, empatía y habilidades sociales.

No existe un modelo de liderazgo único. Para algunos puede ser su padre, para otros, un deportista o un personaje que ha cambiado la historia de un país.
Tomemos el caso del CEO de Converse Jim Calhoun. En su entrevista para la revista Forbes realiza una asociación entre quién es su modelo de líder y cómo ha influido en su papel como CEO. Su padre, entrenador de baloncesto, es su punto de referencia y relaciona su trabajo como entrenador con su día a día en el ámbito empresarial.

Pero qué puede tener en común el ser un entrenador y un CEO. La respuesta, de acuerdo a Jim Calhoun, es que en ambos casos hay que construir un equipo de personas y darles una orientación en torno a cuál es el objetivo común. Como ocurre en la cancha, un entrenador dibuja en su pizarra una jugada para que todo el equipo sepa qué tiene que hacer.

Siguiendo con el ámbito deportivo y retrocediendo unas semanas atrás, con el triunfo de la selección española en el Eurobasket, vamos a ver otro ejemplo de modelo de liderazgo. Este hecho significó que millones de españoles decidieran convertir a un jugador, Pau Gasol, en su líder. Pau Gasol no fue solo el líder de sus compañeros de equipo sino también de los españoles.

Para ver las razones por las que el pívot se ha convertido en el líder de este campeonato, vamos a retomar los elementos de la inteligencia emocional.

Por un lado, la motivación. En este punto recordar las palabras de Pau Gasol en el Management and Business Summit 2015:Ser un líder significa stepping up cuando tu equipo más lo necesita, al igual que cuando un amigo te ayuda en un momento delicado con una frase de apoyo, de confianza”.

Y esa capacidad la pudimos ver en la semifinal Francia-España, resolviendo y tomando las riendas del equipo aún en los momentos más críticos para conseguir el objetivo final: ganar. A pesar del ritmo frenético del partido y que en determinados momentos Francia iba por encima de España, Pau y el resto del equipo supieron ajustarse a la marcha del partido, ser optimistas y lograr una victoria. De hecho, y como apuntaba un medio deportivo, disciplina y sacrificio fueron las “armas” que llevaron a la selección española a estar en la final.

La presencia del concepto equipo también se pudo ver en las redes sociales, más concretamente en Twitter con 20.885 resultados.

Muy relacionado con este elemento, la empatía, es decir, “la habilidad de experimentar las emociones de los otros como si fuesen propias”. Y eso lo vimos no sólo en las imágenes de alegría de la selección que coparon las portadas de prensa nacional e internacional, sino en cómo Gasol compartía la misma alegría e incredulidad que transmitieron los tuiteros a través de conceptos como alegría o increíble.

Además, podemos ver esa inteligencia emocional en las habilidades sociales, concretamente en su capacidad de comunicarse no sólo con su equipo sino con el exterior. Por ejemplo, cómo responde a las entrevistas de los periodistas durante el Eurobasket o participando de forma activa en las redes sociales, además de ofrecer ponencias en eventos como el mencionado anteriormente.

Tanto aficionados y seguidores como los medios deportivos, estuvieron de acuerdo en dar a Pau Gasol el rol de líder de la selección española en el Eurobasket y ello se reflejó en el uso de conceptos como líder irrepetible, monumental Pau o héroe en el caso de los medios escritos; o de enorme, dios o superstar en el caso de Twitter, tal y como apunta en el Análisis realizado por Prodware sobre el Eurobasket con su herramienta Oraquo. Asimismo, el pívot logró ser mencionado en más de 100.000 tuits y su nombre se convirtió en hashtag con #PauGasol y #Gasol.

En ocasiones como en esta, sucede que son las personas quienes deciden en un momento dado quién es su líder, quién se ha convertido en su punto de referencia a seguir.

“Ser un líder no es necesariamente ser el mejor, sino tener el poder de revelar lo mejor de los demás” (Pau Gasol).

 

(182)

The following two tabs change content below.

DirectivosyGerentes

DIR&GE es la mayor red empresarial B2B exclusiva para profesionales con poder de decisión.

Suscríbete a nuestra Newsletter Semanal

x