Home Innovación Artículos Innovación La nueva revolución digital de la restauración
La nueva revolución digital de la restauración

La nueva revolución digital de la restauración

161
0

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los drones, robots y distintos sistemas de automatización, así como otro tipo de tecnologías con habilidades culinarias están cambiando las bases de la hostelería, acercándonos a una nueva revolución del sector.

La nueva revolución digital de la restauraciónTal como aseguran los expertos en la materia, en dos décadas las máquinas podrán ser capaces de desempeñar los trabajos que se dan en este sector, con establecimientos de “comida casera” que se denominarán así por pura estrategia de marketing.

Precisamente estos cambios se inician en el centro donde comienza todo en un establecimiento hostelero, como es la cocina.

De momento no existe ningún robot que tenga el toque especial de un chef de renombre, ya que como explican desde el Departamento de Robótica de la Universidad de California, cocinar no es una tarea repetitiva. No se trata de reproducir a la perfección una receta, sino de tener paladar en los fogones, por lo que, aunque las máquinas pueden preparar platos sencillos, este trabajo queda fuera de su radio de acción.

Aun así, muchas startup han decidido probar los “robo-chefs”, como es Momentum Machines, donde las máquinas son capaces de preparar los ingredientes y hacer un bocadillo gourmet sin complicaciones, llegando a elaborar 400 hamburguesas al gusto del consumidor en una hora.

Pese a que es una de las pioneras a nivel mundial en este tipo de automatización, lo cierto es que Momentum Machines no quiere dejar de lado a los humanos, puesto que lo ideal es que la llegada de las máquinas propiciara una situación de convivencia con los trabajadores.

En este campo, otra firma que apuesta por robótica en la cocina es Zume, una pizzería donde son robots los que añaden ingredientes y hornean las especialidades de la casa. La marca tiene como objetivo incorporar nueva maquinaria que prepare la masa y empaquete el producto.

Además, existen tecnologías como la impresión 3D, que quiere hacer que los restaurantes renuncien a unas de sus grandes señas de identidad, como son sus proveedores. Proyectos como Fook Ink está realizando una gira para dar a conocer sus novedades culinarias, que se basan en una carta de “platos impresos”.

La comanda de un robot

Junto con los cambios en el menú, la mayor parte de la automatización de la hostelería se produce en el servicio directo al cliente, donde los camareros comienzan a ser uno de los colectivos más vulnerables frente a la tecnología.

Uno de los países pioneros que comenzó a contratar camareros robots fue China, que parecidos a un juguete, hace ya una década que llegaron al mercado demostrando una reducción de costes significativa. Aun así, se han ido produciendo quejas en los clientes y la rotura de parte de la vajilla, por su falta de empatía y delicadeza.  Precisamente estos fueron los motivos por los que dos restaurantes de Cantón se vieran obligados a cerrar sus establecimientos.

La nueva revolución digital de la restauración Clic para tuitear

Fast Food automatizado

Uno de los sectores que más ha apostado por la robótica son los restaurantes de comida rápida. Es el caso de KFC, que abrió en China un local junto a la empresa tecnológica perteneciente a Baidu, donde robots Du Mi toman nota de los pedidos y procesan los pagos.

Por su parte Pizza Hut ya anunció que Asia contará con la ayuda de Pepper, que puede llegar hasta a aconsejar a los clientes sobre la especialidad que necesitan según su estado de ánimo.

En algunos locales de Europa, Asia, Australia y Canadá, la conocida Mc Donald’s ha instalado tablets que permiten pedir hamburguesas personalizadas, con la instalación de juegos para hacer más llevadera la espera. Por esta opción se han decantado otro tipo de restaurantes independientes, básicamente por su bajo coste, si hablamos de tecnología.

El reparto con drones

Otro ámbito donde se verán cambios sustanciales será en el reparto de comida, ya que los encargados del transporte pasarán a ser drones.

En este mes de septiembre, Google ha comenzado a repartir burritos de la cadena Chiplotle, junto con Domino’s Pizza que lleva unos meses tanteando a estos aviones no tripulados para agilizar sus entregas. Incluso iniciativas locales, como el caso de la panadería cántabra Currus&co de Somo que se ha atrevido a repartir sus productos por esta vía.

Esta alternativa no es la única, ya que algunas empresas se han decantado por drones terrestres, como es el caso de Just Eat, que junto a Starship Technologies está probando un aparato que esquiva obstáculos y se adecua al ritmo de los peatones para no molestar. De esta manera permite transportar los pedidos en un compartimento sellado que sólo puede ser abierto por el destinatario.

Ver noticia completa

Expansión

 

 

 

Fuente

(161)

The following two tabs change content below.

DirectivosyGerentes

DIR&GE es la mayor red empresarial B2B exclusiva para profesionales con poder de decisión.

Suscríbete a nuestros comunicados




Comunicado



X

Suscríbete a nuestra Newsletter Semanal

x