Home Innovación Artículos Innovación Nacho Villoch, en busca de las fuentes del Talento
Nacho Villoch, en busca de las fuentes del Talento

Nacho Villoch, en busca de las fuentes del Talento

119
0
Entrevista a Nacho Villoch, autor de El Desafío de Yago: En busca de las fuentes del Talento
Nacho Villoch, autor de “El Desafío de Yago: En busca de las fuentes del Talento”
Nacho Villoch lleva navegando las aguas de la innovación desde hace más de una década. Nacido en Bilbao, el Innovation Events & Activities Manager de BBVA Innovation Center ha vivido, trabajado, navegado y buceado en 4 continentes. Comunicador nato, Nacho es un activo generador de contenidos y autor de “El Desafío de Yago: En busca de las fuentes del Talento“. Se trata de una  novela empresarial que aprovecha los elementos que hicieron de su precuela “La Aventura de Diana” una referencia en el aprendizaje de la Innovación, pero esta vez aplicado al Talento.

Tras la precuela “La Aventura de Diana”, en este nuevo libro “El Desafío de Yago”, ¿con qué nuevos elementos se encuentra el lector?

El lector de la precuela va a encontrar los mismos que ya funcionaron en La Aventura de Diana Storytelling con aprendizajes entrelazados en la trama, mapeo visual de conceptos mediante metáforas, reconocerá a Yago, como uno de los personajes con identidad propia en los Social Media, y el mismo ritmo y estructura narrativa de serie de TV.  Como novedad esta entrega es más ligera –justo por debajo de 300 páginas, por aclamación popular-, y con dos tramas paralelas que van convergiendo hasta cruzarse en el penúltimo capítulo. El sentido del humor y la ironía también están más presentes en esta edición, lo que la hace más amena. Son historias independientes, no es imprescindible haber leído La Aventura de Diana, para emprender el Viaje con El Desafío de Yago.

¿En qué escenario se desarrolla la trama?

Nuevamente recurro a una geografía metafórica en la que los accidentes geográficos encierran alegorías y aprendizajes que el lector va interiorizando. En este caso la acción comienza en Talentburg -La ciudad del talento- una ciudad amurallada con complejas pruebas de acceso, y luego continúa remontando el río Talentya hasta sus fuentes. El rio Talentya, ya no fluye como antes, en parte porque se ha quedado estancado en el enorme pantano de las Redes Sociales, en cuyas orillas las tribus de HeadHunters han tenido que reinventar sus fórmulas para identificar y atrapar los míticos “salmones” del talento que nadan en las corrientes y los rápidos…. –si sigo voy a hacer un spolier- …El valle de las oportunidades, las orillas de la excelencia y la exigencia, las cascadas de la pasión… son algunos de los elementos de este nuevo escenario.

¿Qué nos puedes contar de Yago, el protagonista?

Es el mismo Yago que en el anterior libro encarnaba la Tecnología y el futuro –Ahora es más maduro, con 25 años (su twitter delata su edad y su perfil tecnológico @yagogeek91); y es un fan de los drones, el Big data, los deportes de acción… Desborda talento, pero no puede “demostrarlo” cuando le piden un título –ya que abandonó la universidad para acompañar a Diana en su aventura emprendedora-. Cuando Connie, un antiguo ligue de la Isla de Colabora-bora, en el atolón de la colaboración le contacta tras varios años… no puede resistirse y ahí arranca su viaje en Busca de Las Fuentes del Talento.

¿Qué perfil sería el de Yago actualmente?

La novela está ambientada en la actualidad, por lo que el perfil de Yago es fácilmente identificable con lo que hoy conocemos como un “Millennial” en sus actitudes –y por edad, es prácticamente un nativo digital para quien Internet y las redes sociales es un entorno natural-. Tiene vocación emprendedora –y cabe tanto el de Startup, como el Intraemprendedor en un ámbito corporativo- , o incluso un Freelance  -en nuestras latitudes autónomo-; Yo lo identifico con Knowmad, un nómada del conocimiento.

Portada “El Desafío de Yago: En busca de las fuentes del Talento”“El Desafío de Yago” profundiza sobre los orígenes del talento ¿por qué hoy debe ser una condición sine qua non para las organizaciones?

Porque el talento es un activo con capacidad multiplicadora, si está bien gestionado. Es el único factor de producción capaz de hacer más con menos. Más y mejores resultados, con menos recursos.

Parafraseando a Richard Branson. “Si crees que la formación (el talento) es cara, prueba con la Ignorancia (la falta de talento)”.

Fue McKinsey quien en 1998 acuñó el término de “war for talent”, anticipando los efectos de una escasez demográfica de Talento tras la jubilación de los Baby-Boomers. Ese momento ya ha llegado, en el contexto de una revolución tecnológica sin precedentes.

¿Es la Gestión del Talento una de las palancas clave en la Transformación Digital?

No es una de las palancas clave; Es LA palanca clave. La transformación digital empieza y acaba por las personas. O se ilusionan, se emocionan y movilizan “haciendo que pase” e introducen los hábitos que la cultura, o sino, va a resistirse, y boicotear. Como reza el Proverbio chino “cuando soplan vientos de cambio, unos construyen muros, y otros molinos”

En esta cuarta revolución industrial, la Transformación Digital es ineludible, inaplazable, y está ocurriendo simultáneamente en el sector de la energía, la educación, la salud, las finanzas y seguro, el retail, los viajes, el turismo… Hay muchos molinos que construir.

La obra invita al lector a reflexionar sobre el auto descubrimiento en el terreno de la innovación. ¿Es clave para afrontar los procesos de cambio como el actual?

Sin duda. Conectando con la respuesta anterior, aunque solo sea para adaptarse a un entorno que cambia muy rápidamente, -que ya se conoce como VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo).  Teniendo en cuenta que el sistema educativo no incluía las asignaturas de Creatividad, Innovación, emprendimiento, por no hablar de herramientas como el “Design Thinking” o “Story telling” nos va a tocar completar esos gaps de manera autónoma. El caso de la creatividad es ejemplar. Todos lo fuimos, pero esta atrofiada de no emplearse (como los abdominales). Es hora de empezar a trabajar esos recursos latentes, de los que es posible que seamos Inconscientemente Incompetentes –que ni sabemos que no los tenemos-.

Se trata de una novela empresarial. ¿Cuál sería el principal aprendizaje que se puede extraer de su lectura?

A gestionar el talento. Identificarlo, medirlo, a “desetiquetarlode títulos externos (de hecho, los “inutitulados”, inútiles con título tienen su protagonismo, junto a los “Working dead” -spoiler alert-), a no dejarse seducir por los “falsos gurús”… en definitiva a iniciar la búsqueda de ese talento que nos hace únicos, diferentes, especiales, y que no siempre tenemos desarrollado en todo su potencial.

¿Es una obra recomendada tanto a pymes como a profesionales de grandes organizaciones, y profesionales de distintas generaciones? ¿Por qué?

No hay diferencia. En temas de talento al menos, el tamaño no importa. Es un tema de estructura. La función hace al órgano, y tal vez las IBEX 35 tengan puestos como “Chief Talent Officer”, pero una PYME también tiene que hacerlo, a veces compatibilizándolo con varios roles. No perdamos de vista que algunas de las “unicornios” que hoy desafían e los grandes actores de cualquier sector, eran unas startups de Garaje hace muy pocos años, con apenas una docena de empleados –que a veces ni cobraban- pero supieron atraer el talento y elevarlo a su máxima expresión.

El tema de la integración de los talentos de diversas edades es un reto, que como sociedad tenemos que resolver. La demografía –y el aumento de la esperanza de vida asociado- es muy obstinada y no es sostenible un sistema que en el que un 20% trabajan para sostener a un 80%. Además, no olvidemos que estamos en un momento de tránsito, en el que “lo antiguo todavía no ha dejado de funcionar, y lo nuevo todavía no ha llegado a funcionar completamente”. Ambos modelos tienen que coexistir, al menos durante una o dos décadas.

¿Existe la posibilidad de una próxima secuela de “El Desafío de Yago”?

Si. Sin duda. Más que una secuela de “El Desafío de Yago” en concreto, será un nuevo derivado de “La Aventura De Diana”, que cierre la trilogía, y ponga en valor al tercer personaje. Lo que Diana fue a la Innovación y el emprendimiento, Yago lo ha sido para el Talento, Felix y su Odisea lo será a la sostenibilidad medioambiental y la responsabilidad social. Innovación, Talento y Responsabilidad Medioambiental son tres temas que marcan la diferencia entre quienes los gestionan bien y “los otros”.

 

(119)

The following two tabs change content below.

DirectivosyGerentes

DIR&GE es la mayor red empresarial B2B exclusiva para profesionales con poder de decisión.

Suscríbete a nuestros comunicados




Comunicado



X

Suscríbete a nuestra Newsletter Semanal

x