Home Innovación Transformación Digital Soluciones ¿Cuándo cambiar de CRM? 5 señales que indican que tu sistema está obsoleto
¿Cuándo cambiar de CRM? 5 señales que indican que tu sistema está obsoleto

¿Cuándo cambiar de CRM? 5 señales que indican que tu sistema está obsoleto

108
0

prodware logotipo

Una buena gestión de las relaciones con clientes resulta esencial para identificar las necesidades del consumidor y anticiparte a ellas adaptando tus productos o servicios.

Para diseñar una estrategia que te permita trabajar de forma precisa es necesario disponer de la solución CRM que mejor se ajuste a las características de tu negocio. En cambio, una solución inadecuada puede lastrar la empresa. ¿Sabes si tu sistema es el idóneo o es el momento de renovarlo?

¿Cuándo cambiar de CRM? 5 señales que indican que tu sistema está obsoleto Clic para tuitear

Si la decisión de implantar un sistema CRM supuso un paso decisivo para tu empresa, detectar cuándo ha llegado la hora de cambiarlo no lo será menos. Quizá la solución que elegisteis en su momento ya no cubra las nuevas necesidades del negocio o puede que presente graves deficiencias que la hacen inoperativa. Un sistema CRM inadecuado puede comprometer el futuro de la compañía porque impide desarrollar de forma efectiva las relaciones con clientes y socios. Ante este panorama, es importante descubrir a tiempo cuándo debes sustituir tu CRM.

Detecta si tu empresa está pidiendo un nuevo CRM con las siguientes señales de alerta:

  1. Tiene problemas técnicos significativos

En ocasiones, la solución CRM presenta problemas graves desde su implementación: despliegues largos e impredecibles que implican una transición compleja y dolorosa. En otras, los problemas van apareciendo con el uso de la herramienta. Además, es posible que el soporte resulte deficiente, lo que impide una resolución rápida de las incidencias. Si estás ante uno de estos casos, quizá sea hora de empezar a planear una migración de sistema.

  1. Sus funcionalidades son muy limitadas

Tu empresa va evolucionando y con ella las soluciones tecnológicas que utilizas. Probablemente tengas cada vez más presencia en las redes sociales y quisieras llevar a cabo un mayor seguimiento o te gustaría mejorar la productividad de tus empleados exportando los datos del CRM a la suite de ofimática. Tal vez necesites añadir nuevas herramientas para la gestión de cobros, la atención al cliente o la gestión de los recursos humanos de la compañía. Sin embargo, nada de esto es posible con tu CRM actual.

  1. Carece de integración con otras soluciones

Además de un paquete de funcionalidades muy limitado, es posible que tu sistema no esté diseñado para integrarse con otras herramientas o que requiera adaptaciones complejas y poco fiables. Esto te impide disfrutar de novedades que ya está usando la competencia, como por ejemplo la analítica de negocio, la gestión de documentos en la nube o la automatización del marketing.¿Cuándo cambiar de CRM?

  1. Utiliza los datos de forma muy ineficaz

Una buena herramienta debe servir para ayudar a los empleados a construir relaciones sólidas y duraderas con los clientes. Para ello es necesario conocer en profundidad qué es lo que buscan y ofrecerles los productos o servicios más adaptados a sus necesidades. Por eso, uno de los principales objetivos de las soluciones CRM es optimizar la gestión de los datos para que estén siempre disponibles, se presenten ordenados y sean accesibles. Si tu herramienta no es capaz de proporcionarte la información que necesitas en el momento preciso, no resultará útil a la hora de desarrollar tu estrategia de relación con los clientes.

  1. La interfaz no es intuitiva

Si ya ha pasado un periodo de tiempo considerable desde la implantación de tu CRM y tus empleados siguen sin ser capaces de sacarle todo el partido, pueden darse dos casos: que les falte formación o que, en la práctica, tu herramienta sea extremadamente compleja de usar. Es decir, que no siga unos criterios claros de usabilidad, lo que impedirá cumplir con los objetivos de CRM perseguidos.

¿Te has cruzado con algunos de estos obstáculos en los últimos meses? Si la respuesta es afirmativa, quizá haya llegado el momento de plantear un cambio de CRM.

Una migración de sistema puede resultar un proceso largo y complejo. Por eso, siempre es importante analizar bien desde el principio cuál es la herramienta que mejor se adecua a las necesidades presentes y futuras de la empresa. Gracias al desarrollo de soluciones en la nube, esto es cada vez más sencillo ya que nos encontramos con herramientas capaces de adaptarse a los cambios de tu negocio.

Para llevar a cabo una buena estrategia de marketing relacional será imprescindible contar con la mejor herramienta para la empresa. No debes olvidar que una buena o mala inversión dependerá de en qué medida el sistema CRM elegido satisface las necesidades de tu negocio.

(108)

The following two tabs change content below.

DirectivosyGerentes

DIR&GE es la mayor red empresarial B2B exclusiva para profesionales con poder de decisión.

Suscríbete a nuestros comunicados




Comunicado



X

Suscríbete a nuestra Newsletter Semanal

x