Home Marketing Noticias Marketing La directa asociación entre la personalidad y la morfología del cerebro
La directa asociación entre la personalidad y la morfología del cerebro

La directa asociación entre la personalidad y la morfología del cerebro

111
0

Un equipo internacional de investigadores ha comprobado mediante un estudio que la personalidad del ser humano está condicionada por la morfología de su cerebro, y según su medida, manifiesta rasgos psicológicos y comportamientos distintos. Existen cinco principales rasgos de la personalidad en el ser humano según los psicólogos, como son Openness o apertura a nuevas experiencias, Conscientiousness o responsabilidad, Extraversion o extroversión, Agreeableness o amabilidad y Neuroticism o inestabilidad emocional.

La directa asociación entre la #personalidad y la #morfología del cerebro Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

A través del Proyecto Conectoma Humano, financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, los científicos indican que, según las diferencias en la anatomía cortical del cerebro -como el espesor, el tamaño o la plasticidad- existen distintos rasgos de personalidad.

Para la elaboración de la investigación se seleccionaron 500 individuos de entre 22 y 36 años, sin antecedentes de trastorno neuropsiquiátrico u otros problemas de salud.

Por supuesto, siempre estamos influidos por nuestras experiencias y entorno, pero tal y como señala Nicola Toschi, de la Universidad Tor Vergata de Roma, “el hecho es que observamos diferencias netas en la estructura del cerebro que están asociadas a diferentes rasgos de la personalidad, lo que sugiere que hay una contribución genética en la conformación de nuestra manera de ser“.

Características según el córtex

A pesar de estar limitado por el tamaño del cráneo, desde la universidad de Florida indican que la plasticidad cortical va evolucionando, lo que ha permitido al cerebro humano desarrollarse rápidamente.

La directa asociación entre la personalidad y la morfología del cerebroEl espesor del córtex tiende a disminuir al mismo tiempo que aumentan la plasticidad y el tamaño. Pasa lo mismo, por ejemplo, con el nerviosismo, que a medida que envejecemos va descendiendo, lo que provoca una mejor gestión de las emociones, haciéndonos cada vez más responsables y abriéndonos a la amabilidad.

Mediante esta investigación, los científicos mantienen que los altos niveles de nerviosismo están relacionados con el aumento del espesor y la reducción de plasticidad y tamaño en algunas regiones del córtex.

Pero, en el lado opuesto, las nuevas experiencias, que se asocian a personalidades con características como la curiosidad o creatividad, tienen un patrón opuesto en la anatomía cerebral. En este caso disponen de menos espesura y más extensión y aumento de la plasticidad en los córtex prefrontales.

El estudio sostiene que, en cierta medida, la personalidad va asociada a la madurez del cerebro influenciado por factores genéticos.

Aunque indudablemente las experiencias y el entorno también cuentan, la diferencia en la estructura del cerebro influye en los rasgos de la personalidad, siendo crucial tenerlo en cuenta para mejorar la comprensión de los estados de ánimo, comportamientos o enfermedades.

Un avance para el neuromarketing

Este descubrimiento podría suponer un avance en las investigaciones que estudian el funcionamiento del cerebro aplicado al ámbito de las decisiones de compra.

El neuromarketing consiste en la combinación de dos disciplinas: las neurociencias y el marketing. De este modo, nos permite usar herramientas y técnicas de las primeras, aplicándolas a la toma de decisiones en el ámbito de las estrategias de marketing, analizando así como afectan al consumidor los estímulos publicitarios (conscientes o inconscientes) a nivel de memoria, atención y emoción.

Técnicas como mediciones psicofisiológicas periféricas y centrales relativas a la actividad cerebral, el ritmo cardíaco, respuesta galvánica de la piel, movimiento ocular… que permiten evaluar al consumidor por cómo reacciona su cerebro, y no por lo que voluntariamente nos comunica.

Si se demuestra que realmente el tamaño y forma de nuestro cerebro determina en alguna medida cómo actuamos, las investigaciones basadas en neuromarketing partirían de un punto de partida más claro dependiendo de cada individuo.

Fuente Tendencias21

(111)

The following two tabs change content below.

DirectivosyGerentes

DIR&GE es la mayor red empresarial B2B exclusiva para profesionales con poder de decisión.

Suscríbete a nuestros comunicados




Comunicado



X

Suscríbete a nuestra Newsletter Semanal

x