lectura-correos-en-movil

Un 50% de los correos electrónicos que reciben los usuarios, se abren en dispositivos móviles. Así, adaptar las campañas para este medio se ha convertido en un verdadero desafío para las marcas. Hoy en día, el email es una de las principales fuentes de tráfico para las páginas de comercio electrónico, esencialmente por el ROI que ofrece este canal.

El email es una de las principales fuentes de tráfico para las páginas de comercio electrónico. Adaptar las campañas a este medio es esencial. Clic para tuitear

Por ello, Validity, marca reconocida en calidad de datos de clientes, ha elaborado un listado con las medidas concretas que pueden adoptar las compañías para diferenciarse de su competencia y optimizar el rendimiento de sus campañas

1. Identificar los hábitos del destinatario 

En primer lugar, una estrategia móvil eficaz debe tener en cuenta una serie de parámetros técnicos y contextuales. Cuanto mejor se conozca el objetivo y las limitaciones del usuario, más probabilidades habrá de proporcionarle contenido relevante en el momento adecuado.

Por tanto, es fundamental identificar el sistema operativo que utiliza (iOS, Android, etc.), la plataforma de lectura preferida (webmail o aplicación, Gmail o Outlook, etc.), el entorno de apertura del mensaje (en tienda, en casa, cerca de un punto de venta, etc.) o el mejor momento para recibir el correo electrónico.

2. Estar a la vanguardia de la innovación 

El móvil ofrece la posibilidad de integrar en los emails elementos diferenciadores, como vídeos o códigos QR de forma sencilla, que suelen utilizarse para evitar copias físicas de tickets de venta, cupones de descuento o tarjetas de fidelización.

3. Facilitar la identificación del remitente 

Las restricciones que implica leer un correo electrónico en un dispositivo móvil, que aumentan los riesgos para las marcas asociados al phishing (robo de identidad de marca), hace que sea más importante una identificación rápida y fácil de los remitentes. Para ello, hay que asegurarse de que la cuenta lleve un nombre familiar para el receptor, junto con una dirección de correo electrónico que no suscite ninguna duda, como, por ejemplo: Nike cuya dirección de correo electrónico es [email protected]

Tecnologías como BIMI ya permiten mostrar el logotipo del anunciante directamente en la bandeja de entrada de Yahoo, y pronto lo harán también en Gmail, lo que facilita al destinatario la identificación del remitente.

4. Optimizar el tiempo de carga del correo 

La apariencia del correo es primordial, pero se recomienda utilizar imágenes HD claras para no ralentizar el tiempo de carga del contenido del correo electrónico. Anticiparse a posibles limitaciones externas, como la cobertura o el entorno de visualización del destinatario, y tenerlas en cuenta también es fundamental para garantizar un tiempo de carga mínimo (lo óptimo es un peso inferior a 100KB), incluso en las circunstancias menos favorables.

5. Cuidar la visualización 

Los anunciantes deben asegurarse de que la creatividad funcione independientemente del tipo de dispositivo, del sistema operativo o de la aplicación de correo que se utilice.

Por lo tanto, es necesario probar la visualización de gifs animados, correos electrónicos relativamente largos (con mucho scroll) y asuntos con emojis en varios entornos distintos (correo web, aplicaciones, software de correo electrónico) y en varios dispositivos (tabletas, móviles, etc.), incluso con el modo oscuro del iPhone.

Para mejorar la legibilidad y el engagement del cliente, la integración en el correo de carruseles de imágenes y formularios interactivos son buenas alternativas.

Para maximizar las tasas de conversión, las marcas deben reducir al mínimo el camino para el cliente, permitiéndole el acceso a las compras con un solo clic. Para ello, optimizar la lectura de correos electrónicos en el móvil es fundamental, así como conocer a la audiencia, sus hábitos de consumo y el terminal que utilizan para ver el correo, de forma que se pueda adaptar la estrategia a cada caso. El correo electrónico sigue siendo un verdadero generador de valor y su constante evolución requiere una estrategia sólida para poder explotar todo su potencial.