devoluciones compras online

La mercancía devuelta tiene un impacto masivo en los resultados de los minoristas, por lo que la industria está muy centrada en desarrollar nuevas formas de reducir las devoluciones

Reducir las #devoluciones de las #compras online navideñas: el reto de los #retailers Clic para tuitear

Las devoluciones de compras online son un inconveniente costoso para el crecimiento del comercio electrónico que la industria está trabajando duro para contener. Un informe de CBRE calcula que, teniendo en cuenta que las ventas online realizadas en noviembre y diciembre generaron unos 138.500 millones de dólares, el coste de las devoluciones de las compras online de la temporada navideña ascenderá a 41.600 millones, aplicando el porcentaje estándar de devoluciones online que se sitúa entre el 15% y el 30% sobre el total de las compras realizadas. En contraste, la tasa de devoluciones de la mercancía comprada en las tiendas es aproximadamente del 8%.

El comercio electrónico estableció una práctica temprana por parte de muchas compañías de renunciar a los costes de envío de la mercancía devuelta, que los consumidores ahora usan ampliamente. Las ineficiencias de la industria retail en el manejo de las devoluciones dan como resultado unas pérdidas de 50.000 millones cada año y más de 10.000 millones de casos de envíos y manejos de mercancías en almacenes innecesarios. El proceso de recepción, procesamiento y reasignación de productos devueltos dentro de una cadena de suministro se denomina comúnmente logística inversa.

“La mercancía devuelta tiene un impacto masivo en los resultados finales de los minoristas, por lo que la industria está muy enfocada en desarrollar nuevas formas de reducir las devoluciones y procesar mejor las que llegan”, señala John Morris, director ejecutivo de CBRE. “Gran parte de eso implica mejoras en el punto de venta. Pero una gran parte de esto también implica el procesamiento eficiente de la mercancía devuelta, a veces estableciendo la capacidad de distribución y los procedimientos para manejar las devoluciones, y otras externalizando el proceso a empresas de logística”.

La ineficiencia de las devoluciones

Existen diferentes tipos de mercancías que cambian de valor al ser devueltas a los minoristas. Por ejemplo, la ropa de moda puede perder del 20 al 50% de su valor en un período de ocho a 16 semanas, y la electrónica pierde del 4 al 8% de su valor cada mes.

Las instalaciones de distribución que manejan devoluciones (logística inversa) necesitan entre un 15 y un 20% más de espacio que una instalación tradicional para la distribución de salida, porque el volumen, las dimensiones y el destino final de los productos devueltos son inconsistentes y variados. Las opciones para reasignar devoluciones incluyen la reposición de la mercancía en la tienda, venderlo a tiendas de descuento y revendedores, donarlo a organizaciones benéficas, o destruirlo.

Tras unos años de crecimiento espectacular, el comercio electrónico español está entrando en una etapa de madurez. En esta nueva fase, la tecnología, la logística, la multicanalidad y sobre todo la experiencia del cliente serán los factores decisivos para tener éxito.

Fuente ITUser

Si quieres estar al día de las últimas noticias de ecommerce, suscríbete a la newsletter Dir&Ge