Freelance

La principal motivación para seguir colaborando con el mismo cliente es mantener una relación de trabajo sólida con ellos (70%), seguido de tener un interés real en los proyectos en los que trabajan (54%).

Tener unas expectativas poco realistas del proyecto (55%), no facilitar la comunicación (48%) o entregar un briefing inadecuado (47%), son alguno de los motivos que disuaden a los profesionales de volver a trabajar con una empresa.

Mucho se ha hablado sobre el auge del sector freelance y las ventajas de ser un experto freelance. La flexibilidad para poder decidir en qué proyectos trabajar o la capacidad de amoldar la carga de trabajo a los objetivos que se elijan, tanto por motivos financieros como ambiciones profesionales, entre otros. No obstante, en ocasiones hay un factor que se suele pasar por alto y que se presenta como uno de los elementos más decisivos para lograr una exitosa colaboración entre ambas partes: la compatibilidad con la empresa. Tanto es así que según el Informe del Freelancing en Europa de 2024 de Malt,, el 73% de los freelancers españoles rechazaría trabajar en un proyecto o con un cliente que no esté alineado con sus valores.

El estudio refleja cómo a pesar de que las principales motivaciones de los freelancers pueden parecer individuales, para ellos es vital la relación con sus clientes. Es más, la principal motivación para seguir colaborando con el mismo cliente en distintos proyectos es mantener una relación de trabajo sólida con ellos (70%), seguido de tener un interés real en los proyectos en los que trabajan (54%).

Las empresas también se muestran favorables a volver a trabajar con un freelance con el que ya han trabajado anteriormente y ya no lo consideran como una opción de un solo uso o como colaboraciones puntuales. Y es que el 54% de los freelancers a tiempo completo de Malt han llevado a cabo más de un proyecto con el mismo cliente en el plazo de dos años, principalmente en empresas del sector retail (61%), negocio industrial y químico (59%), de la energía (57%) y bienes de consumo (56%).

No obstante, existen varios factores determinantes que pueden disuadir al profesional freelance de volver a trabajar con el mismo cliente como tener unas expectativas poco realistas del proyecto (55%), no facilitar la comunicación (48%) o entregar un briefing inadecuado (47%). Elementos que se pueden evitar de manera sencilla, preparando minuciosamente la presentación del proyecto y manteniéndose accesibles para apoyar al freelancer a resolver sus tareas satisfactoriamente, desde el principio hasta el final de la colaboración. Términos a tener en cuenta ya que al trabajar en un proyecto, el 39% de los freelancers a tiempo completo en España se sienten motivados por el éxito y satisfacción del cliente.

“Los freelancers no solo buscan proyectos a corto plazo, sino que quieren construir relaciones duraderas con sus clientes. Gracias a su poder de elección, los freelancers tienen la flexibilidad de elegir qué proyectos les aportan más satisfacción en su trabajo. Para ello, es importante que las empresas favorezcan esta colaboración con una presentación del proyecto y una comunicación clara y detallada.”, concluye Jacobo Bermúdez de Castro, director general de Malt España.