67-por-ciento-pymes-reconoce-importancia-nuevas-tecnologias

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha producido importantes cambios en el normal funcionamiento de la sociedad en su conjunto. La tecnología ha sido una herramienta imprescindible para operar en la pandemia y ha acelerado notablemente el proceso de digitalización. Según los expertos, durante los últimos nueve meses ha habido un avance en la transformación digital de la economía equivalente a varios años si se hubiera mantenido la tendencia anterior. La ‘IV edición del estudio sobre el estado de Digitalización de las Empresas y Administraciones Públicas españolas’ del Observatorio Vodafone de la Empresa analiza en este contexto cómo las organizaciones incorporan las nuevas soluciones basadas en tecnología para ser más competitivas y generar oportunidades de negocio.

El 67% de las pymes reconoce la importancia de las nuevas tecnologías y destaca que el principal beneficio que obtienen al digitalizarse es la mayor eficacia de los procesos y las tareas, seguida de la mejora de las comunicaciones con el cliente,… Clic para tuitear

En concreto, la crisis derivada de la pandemia y la evolución de la economía general y del sector es lo que más preocupa a las pymes, el 67% de las cuales cree en el importante papel que tendrán las nuevas tecnologías en el corto plazo. De un listado de posibles preocupaciones, “la digitalización, el uso de las nuevas tecnologías para mi actividad” destaca con una nota de 6,1 sobre 10. Preguntadas por la influencia del impacto de la pandemia en el proceso de digitalización, el 31% responden que “no ha influido nada”.

En cuanto a la implantación del teletrabajo durante la pandemia en las pymes, el porcentaje ascendió al 72%, frente al 29% de antes de la crisis y el 36% de después. La mayoría de las pymes (84%) se autopercibe “preparada” para el teletrabajo durante la pandemia.

MAYOR EFICIENCIA DE LOS PROCESOS Y TAREAS

Por otra parte, las pymes creen que el mayor beneficio que obtienen al digitalizarse es la mayor eficacia de los procesos y las tareas, seguida de la mejora de las comunicaciones con el cliente, y del ahorro de tiempo y dinero. Las principales barreras para avanzar en la digitalización son la falta de formación de las tecnologías y el coste elevado de la implantación.

Asimismo, preguntadas por su nivel de desarrollo tecnológico, el 22% de las pymes se ven con una preparación avanzada y el 57% con una preparación intermedia, frente al 21% que se autoperciben con un nivel de digitalización básico. La conectividad a internet (98%), las soluciones de seguridad o ciberseguridad (69%), Internet de las cosas (55%), conectividad a internet entre sedes del cliente (49%) y servicios en la nube públicos (48%) son los servicios de mayor implantación. La inversión en digitalización se mantiene en pymes.

Fuente:  IT User