moda digital

Definitivamente, el “ver ahora – comprar ahora – usar ahora” ha llegado al mercado y se quedará gustosamente entre nosotros.

La tendencia furor en #moda: ver, #comprar y… ¡usar ahora! @GabrielFarias08 Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que vivimos en un tiempo de conexión permanente y de gratificación instantánea. Las noticias, que hasta no hace tantos años, tardaban días en dar la vuelta al mundo, hoy están disponibles a nivel global en tiempo real. Así también, las últimas tendencias de la moda son compartidas entre los seguidores minutos después de que aparecen en la pasarela. En el mismo sentido, las redes sociales tienen la capacidad de mantener a los amigos en permanente comunicación y contacto y estos mismos usuarios en su rol de clientes digitales reciben sus compras en línea poco tiempo después de realizarlas.

Los Influencers

En este contexto han aparecido personas con poder de influencia- influencers– que han cambiado el mundo del marketing y la publicidad. En lugar del cine y las revistas, es muy probable que los millenials se vean mucho más influenciados por los bloggers, los “me gusta” de las redes sociales y por las celebridades preferidas que siguen en la red.

See Now – Buy Now

El “see now – buy now en la moda” es muy relevante en la actualidad, particularmente para el grupo objetivo de los más jóvenes y a esa “partida” las marcas la juegan en Instagram.

La acción de comprar también es vista como una actividad social y los millenials pueden adquirir prendas, calzado y accesorios de moda la mayoría de las semanas y pasar gran parte de su tiempo libre recorriendo las principales calles y centros comerciales junto a sus amigos para observar las últimas tendencias.

El exhaustivo reporte de Accenture – See Now Buy Now – expresa centralmente que satisfacer a los clientes siempre ha sido la clave del éxito del retail pero actualmente, gracias a internet, las redes sociales y los precios más bajos de los artículos de moda, esos consumidores se han transformado en más exigentes, mucho más impacientes y tienen más opciones para elegir que nunca, este es el nuevo cliente digital.

Lo único permanente es la novedad

Todos sabemos que para las marcas ya no es suficiente diseñar, producir y ofrecer nuevos artículos de moda con el paso de las cuatro estaciones. Los futuros clientes esperan ver los estilos de las pasarelas a la venta en las tiendas y centros comerciales a los pocos días y lo que su celebridad favorita lleva hoy, el seguidor de la moda quiere tenerlo mañana mismo. Y no solo para vestirlo, sino para tomarse una selfie luciendo la última tendencia y “subirla” a su Instagram; eso da origen al otro cambio analizado, la novedad constante.

Según la consultora internacional, el CEO de una cadena de “fast fashion” de UK respecto de este nuevo fenómeno decía lo siguiente: “nuestra clienta compra una camisa, una chaqueta o un vestido, publica una “selfie” usándolo para salir un fin de semana por la noche y de ninguna manera va a publicar una nueva foto de ella, llevando lo mismo el fin de semana siguiente”.

Así aparece el fenómeno de “la pronto moda” que debe ser irresistible, de última tendencia y solo se puede usar una determinada cantidad de veces, muy pocas veces. Este nuevo comportamiento del consumidor ha provocado que el precio, en la mayoría de los casos, sea el factor clave que decide la opción de compra, especialmente entre las clientas más jóvenes. Es el nuevo mundo del ves ahora, compras ahora y… ¡usas ahora!

Cliente digital es sinónimo de gratificación instantánea

Definitivamente, el “ver ahora – comprar ahora – usar ahora” ha llegado al mercado y se quedará gustosamente entre nosotros. Es la tendencia que se ha desarrollado y cimentado entre las nuevas generaciones digitales, el nuevo ciclo de moda y el cliente digital.

Objetivamente hablando, no se identifica ninguna razón por la cual pensar que los niños de hoy, que tienen tablets y smartphones desde su primera infancia, se comporten diferente en el futuro. Ellos seguirán conectados a sus teléfonos móviles y a través de estos a las redes sociales, demandarán gratificación instantánea y se ocuparán de su imagen personal y de la moda tanto o más que los consumidores actuales.

Percibir, entender y satisfacer a este exigente mercado con éxito requerirá una veloz toma de decisiones, tecnología versátil, asociaciones estratégicas con proveedores, excelente servicio al cliente y proceso de entrega y presencia en tantos canales como elijan visitar los futuros consumidores.

¿Qué esperamos? ¡Hoy es un excelente día para comenzar a crearlo y generar valor!

¿Quieres estar al día de las últimas noticias del sector digital?

Artículo anteriorInteligencia artificial, futuro del influencer marketing
Artículo siguienteTecnopower eligió SAP Business One buscando el crecimiento sostenible de su organización
Gabriel Farias
Gabriel Farías Iribarren es un profesional de la industria de la moda con una importante experiencia internacional en aprovisionamiento, compra y producción de textiles y accesorios en América del Sur, Europa y Asia. Gestor creativo y resolutivo, con enfoque estratégico y orientado a resultados, ha liderado importantes procesos de crecimiento empresarial y reducciones de costes. Establecido en Asia desde 2006 como Director de Suite Blanco, marca de la multinacional Fawaz Alhokair Group, pionero de la empresa en China y considerado un especialista del “fast fashion”, actualmente vive, junto a su Flia., en Ho Chi Minh City (Vietnam) desarrollando el Sudeste Asiático como nuevo polo de producción textil. Autodidacta, muy curioso e inquieto, desde muy temprana edad ha estado volcado a su trabajo y al mundo de la empresa. Al mismo tiempo que trabajaba en su pasión, la moda, cursó estudios de Dirección y Administración de Empresas en la Universidad Católica Argentina en Buenos Aires y de Marketing y Publicidad en el CENP- Madrid. Siempre que su tiempo se lo permite participa en conferencias y seminarios para “hacer más fácil el aprovisionamiento textil en Asia”. Se siente sumamente feliz de haber elegido esta profesión. Primero porque le ha permitido desarrollar sus inquietudes profesionales y segundo porque a través de ella ha conocido la cultura de tres diferentes continentes y a personas increíbles con las cuales comparte este apasionante camino.