ikea neurociencia

Ikea inaugura en París una nueva tienda urbana en la que aplica las estrategias de neurociencia de una firma catalana de marketing.

[email protected] transforma su estrategia de #marketing a través de la #neurociencia Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

El comercio se encuentra sumido en una transformación imparable derivada del desarrollo tecnológico y la evolución de los hábitos de consumo del mercado. Ikea no permanece ajena a estas tendencias y está impulsando la transformación de sus estrategias comerciales, trasladándose de los grandes centros comerciales del extrarradio a los centros urbanos de las ciudades e incorporando nuevas metodologías de marketing.

Así, la marca se apoya en el brain-marketing de la firma catalana m+f=! para adoptar un enfoque comercial basado en la neurociencia. Lluís Martínez-Ribes, fundador de la compañía, explica que “Ikea reunió a una docena de expertos para que definieran como es el cliente parisino. Tras dibujar a esos clientes objetivo se nos encomendó la tarea de codiseñar conceptualmente el nuevo comercio y transformar la narrativa de las tiendas, que dejasen de oler a tienda para reorganizarse por propósitos, fomentar la imaginación y ser espejo de las necesidades del comprador”.

La apuesta de Ikea por el brain-marketing se engloba dentro de la inversión de 400 millones de euros en Francia durante los próximos tres años con el objetivo de abrir tiendas en el centro de las ciudades y potenciar el crecimiento digital de la compañía. Con este movimiento, la marca sigue el camino emprendido por Decathlon o Leroy Merlin.

Neurociencia para mejorar la experiencia en tienda

Ikea es el ejemplo de cómo las estrategias globales de las grandes cadenas comerciales está cambiando, ya que la dirección sueca ha dado carta libre a cada país para adaptar el formato comercial y así comenzar un proceso de descentralización. Con ello, en España se han abierto pruebas piloto en el centro de Madrid y en los próximos meses habrá una tienda urbana en Cataluña, al tiempo que se mantienen las grandes superficies a las afueras.

De esta forma, la aplicación de la neurociencia en los establecimientos de la marca está destinada a mejorar la experiencia de compra de los clientes. Martínez-Ribes explica que “lo que hace ahora Ikea es recrear hogares y situaciones. La neurociencia se aplica para que esos estímulos visuales y sensoriales sean gratificantes para el cliente y eso genere empatía y fidelidad”.

En este sentido, m+f=! ha ayudado a diseñar un tienda adaptada a los hogares y perfiles parisinos típicos, que están compuestos por una pareja sin hijos que vive de alquiler en un piso pequeño. Así, la tienda parisina se compone por 29 historias de hogares, con servicios de transporte ecológico, entrega y montaje.

En España, la tienda de Ikea Serrano e Ikea Goya han servido como prueba piloto. Además, la compañía ha extendido puntos de entrega de mercancía en todo el territorio y envía productos a zonas donde hasta el momento no había presencia física.

Fuente ElPeriodico

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de ecommerce?