ulabox celeritas

La libertad de horarios y ubicación son las claves del éxito de la empresa de distribución de alimentación online, Ulabox.

[email protected] y @puntoceleritas te ayudan a hacer la #compra sin salir de casa #egrocery Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 5 minutos

ulabox-logo-verticalUlabox, pionera del egrocery

«El súper ha muerto, bienvenido al antisúper». Así describe el eslogan de Ulabox el proyecto empresarial de Jaume, Sergi y David, que empezó en 2010 en Barcelona con el objetivo de ahorrarnos tiempo y hacernos la vida más fácil. Ulabox, el primer supermercado exclusivamente online, nació con la pretensión de terminar con las colas, los carritos de la compra, el cargar con bolsas, el buscar productos por pasillos interminables… en fin, terminar con las tardes de sábado desperdiciadas en los supermercados físicos.

Ricardo Ribes, actual Director de Operaciones de la compañía, nos cuenta que “Ulabox nace ya con la vocación de revolucionar el sector de la venta de alimentación online a través del uso de la tecnología y la vocación de servicio al cliente. Es por eso que nos definimos como el «antisúper» porque, a diferencia del modelo convencional, nuestros clientes no hacen colas, no se tienen que ajustar a horarios, ni cargan con la compra. Desde nuestros almacenes ubicados en Mercabarna y Mercamadrid, gestionamos más de 17.000 referencias accesibles a través de cualquier dispositivo gracias a la tecnología responsive, incluido un amplio surtido de producto fresco de calidad gracias a acuerdos con puestos de mercado y productores locales. Todo ello nos ha permitido ser el supermercado online de referencia en España y tener un índice de más del 94% de clientes satisfechos.”

ricardo ribes ulabox
Ricardo Ribes, Director de Operaciones de Ulabox

Ventajas del egrocery frente al supermercado físico

Un supermercado físico como Mercadona cuenta con una media de 6.000 referencias en sus estanterías, mientras que Ulabox ofrece a su cliente casi el triple de referencias de marcas y productos frescos y subiendo. Ulabox nació en internet y no tiene tiendas físicas que limiten su crecimiento, hecho que le permite seguir incrementado día a día el número de productos que ofrece.

Las principales ventajas de un supermercado online son  la deslocalización, la rapidez, y la facilidad. Los clientes de Ulabox pueden hacer la compra desde cualquier sitio, en cualquier momento y con cualquier dispositivo ya sea el móvil, tablet o portátil. La compra a través de la web es muy sencilla y se completa en unos 5 minutos, y la entrega de la misma siempre se lleva a cabo en un máximo de 24 horas en la franja de 2h que el cliente elija- gratuitamente a partir de 59€-. Todo ello ayuda a ahorrar al cliente lo importante: tiempo; pero también dinero ya que son continuas las promociones en la web y los cupones descuento que se entregan con cada compra para la siguiente.

Ulabox y Celeritas, alianza perfecta

Hace ya 6, cuando Ulabox daba sus primeros pasos e iniciaba la distribución en Barcelona, necesitaba un partner logístico y Celeritas le ofreció la solución óptima para externalizar su proceso de almacén en Mercabarna, en la Zona Franca de Barcelona, desde donde actualmente distribuyen a toda la península. Desde entonces, Celeritas se encarga de gestionar la distribución de sus pedidos en la península, a excepción de Barcelona donde Ulabox utiliza su propia flota.

“Ulabox necesita un socio, no un proveedor. Un socio que se vincule profesional y emocionalmente en el gran reto que tenemos de revolucionar la manera en que los clientes realizan la compra de supermercado. Ulabox ha encontrado en Celeritas el socio perfecto que se adapta a nuestro entorno cambiante, que es flexible y ágil en responder a las nuevas necesidades planteadas y que aporta su experiencia en otros ámbitos del e-commerce -­explica el COO de Ulabox- Empezamos a trabajar el transporte con Celeritas a los pocos meses de arrancar el proyecto de Ulabox ya que fue la única plataforma que nos ofreció un servicio de entrega en franjas horarias en las principales ciudades de España”.

Organización logística en el almacén

El almacén de Celeritas para Ulabox es como un supermercado clasificado y ordenado según las directrices de un programa que indica el recorrido óptimo para el picking de cada pedido. Cuenta con menos stock de cada producto que un supermercado tradicional; sin embargo, ofrece a su cliente un número de referencias mucho mayor, y cuando un producto está agotado, no aparece visible en la pantalla de pedido online, hecho que no suele prolongarse más de unas pocas horas. Los productos se reponen diariamente salvo algunas marcas de pan de molde o de yogures que se reponen un par de veces por semana.

Los productos se clasifican en A (son los de mayor rotación y están presentes en el 80% de pedidos); B (recurrentes; pero no tanto como los del primer grupo; están presentes en el 60-65% de los pedidos); C (40% de los pedidos) y D (20% de los pedidos). Algunos productos muy demandados se encuentran almacenados en más de un punto en de la nave para facilitar su picking a lo largo del recorrido para la recogida de los otros productos menos demandados. A raíz del aumento de pedidos y referencias, y para la mejora de la organización del almacén, se habilitó un área de voluminosos, donde se agrupan los productos pesados como agua, refrescos, pañales… de forma  que si el recorrido total del picking es de de 1 km, estos productos pesados solo recorren un total de 100 m.

Hay zona de refrigerados (frío positivo) para fiambres, frutas y verduras;  y en su día se habilitó una cámara de frío que, debido al rápido incremento de pedidos, se quedó pequeña para las necesidades de Ulabox (cross-docking multi-temperatura).

Los problemas de la venta online de alimentos

Pero no todo ha sido fácil para la marca. El de Ulabox es un segmento con cuya compra por internet el cliente español aún no está familiarizado. Ribes explica “El gran reto para el crecimiento de la compra de alimentación online en nuestro país está del lado de la oferta y no de la demanda. Esto lo demuestra el hecho de que un 25% de los hogares españoles hayan hecho al menos una compra de alimentación online en el último año. El problema está en que de este 25%, sólo un 1% tiene el canal online como su canal habitual mientras que, por ejemplo, en Inglaterra esta cifra se sitúa en torno al 7-8%. Es decir, la gente lo prueba, pero no repite debido a que la mayoría de marcas aún no ofrecen una experiencia satisfactoria.”

Otra dificultad del supermercado online es la estacionalidad debida al tipo de cliente: se trata de un cliente, en general, joven cuyo gasto navideño en alimentación no es significativamente superior al del resto del año, sino inferior; las personas que hacen compras “fuertes” en Navidad y otras fechas señaladas son personas de mayor edad que todavía siguen teniendo muchos reparos para usar internet para comprar alimentos; no obstante, se prevé que esta tendencia cambie con la suma de cada vez más supermercados al canal online.

El futuro de Ulabox

Pero Ulabox tiene muchas bazas por jugar para lograr sus objetivos en el futuro: “Nuestro mayor objetivo es acelerar el crecimiento ofreciendo, cada día, un mejor servicio a nuestros clientes. Seguiremos trabajando en acelerar los tiempos de entrega y perfeccionar la oferta, especialmente de producto fresco. Más a largo plazo, creemos que en el sector del e-commerce ganarán protagonismo aspectos que mejoren la experiencia de compra y nuevas interfaces en el ámbito del internet de las cosas y una integración con bots y asistentes personales verdaderamente útil para el usuario.”