restalia-primeras-pruebas-espana-repartir-comida-domicilio-drones

Restalia Holding, compañía propietaria de marcas como 100 Montaditos, Cervecería La Sureña, TGB-The Good Burger, Panther y Pepe Taco, ha empezado a realizar a través de su división Restalia Delivery las primeras pruebas en España para repartir comida a domicilio con drones. 

En concreto, según ha indicado la firma, las primeras pruebas se han realizado en la base de Hera Dron Hub, el laboratorio urbano de drones instalado en Zaragoza. El principal objetivo de esta prueba piloto es estudiar la viabilidad del reparto con drones de alimentos cocinados, así como medir los distintos factores que influirían en la movilidad aérea urbana de productos de hostelería, como la temperatura de los alimentos y la integridad de los menús, con el fin de que los pedidos lleguen a los clientes en condiciones óptimas.

Restalia ha iniciado las primeras pruebas en España para realizar reparto de comida a domicilio con drones, convirtiéndose así, en la primera empresa de restauración que lanza una prueba piloto de delivery con drones. Clic para tuitear

De esta forma, Restalia ha testado en esta prueba piloto con su marca de hamburguesas TGB. «A principios de año creamos Restalia Delivery para gestionar esta parte tan significativa de la restauración en 2021, es importante gestionar las relaciones con agregadores actuales, en alza tras la pandemia, y sobre todo trabajar de la mano del departamento de innovación de la compañía para crear el delivery del futuro», ha explicado el fundador y presidente ejecutivo de Restalia, José María Capitán.

Restalia se convierte así en la primera compañía de restauración española en realizar pruebas para repartir comida a domicilio con drones en área urbana, sumándose así a otras empresas de logística y del sector farmacéutico.

«En Restalia estamos comprometidos con la protección al medioambiente, y con el reparto con drones se reducirían los tiempos de entrega y los niveles de contaminación, ya que descongestionamos las entregas en ciudades. Es un reto que merece la pena abordar. La experiencia adquirida con estas pruebas servirá para trazar los siguientes pasos, que permitirán a los usuarios, a las ciudades y a los operadores tener la información útil y necesaria para realizar proyectos innovadores de forma segura», ha subrayado José María Capitán.

LA INCÓGNITA DE LA LEGISLACIÓN

Por otra parte, cabe recordar que Restalia Delivery se trasladó en mayo a Zaragoza, que se ha convertido en la primera ciudad europea que facilita la experimentación del uso de drones en entornos urbanos reales, con la creación del primer espacio autorizado en el continente para el vuelo de aparatos no tripulados de hasta 500 kilos, la base Hera Drone Hub. Se trata de un espacio, explica la compañía, que permite experimentar la futura movilidad aérea urbana y realizar pruebas en un entorno real ante la integración de los drones en el espacio aéreo urbano (Urban Air Mobility-UAM) y la próxima transformación del cielo único europeo.

Las mismas fuentes han indicado que las futuras entregas con dron dependen de los avances de la legislación, que progresan de forma lenta pero en pro del reparto con drones.

Fuente: Food Retail