4-pasos-determinar-estas-tratando-herramienta-dcim-obsoleta

Mantener un antiguo software puede traer graves consecuencias, poniendo en riesgo los datos y el funcionamiento diario del centro de datos.

La tecnología evoluciona constantemente, haciendo que el software que una vez fue puntero ahora pueda ser considerado obsoleto. Las empresas, por tanto, se enfrentan a la creciente necesidad de evaluar y actualizar sus sistemas de gestión de infraestructuras de centros de datos (DCIM), con el objetivo de evitar riesgos y potenciar su infraestructura tecnológica. En este sentido, FNT Software, proveedor de soluciones de software para la gestión integrada de infraestructuras de TI, centros de datos y telecomunicaciones

ha recopilado una serie de pasos que te permitirán reconocer si tu herramienta DCIM debe actualizarse o sustituirse por completo.

¿Por qué deberíamos actualizar nuestro software DCIM si funciona perfectamente? Esta es una de las preguntas más frecuentes que suelen surgir en las organizaciones. Ahora bien, la decisión de actualizar o reemplazar un sistema DCIM obsoleto es más que una cuestión técnica. Un software actualizado no solo mejora la eficiencia y la seguridad, sino que también prepara a la empresa para cualquier cambio que se produzca a largo plazo. Por tanto, ¿cómo podemos conocer si nuestro software ya no cumple con las necesidades actuales?

  1. Tiempo desde la última actualización: si tu software DCIM no ha recibido una actualización significativa en los últimos dos años, es probable que el software necesite ser reemplazado. Los requisitos técnicos evolucionan constantemente, y el software debe mantenerse al día. Algunas de las preguntas que pueden ayudarnos son: ¿Puede nuestro software actual gestionar el creciente tráfico de datos? Si no es así, deberíamos empezar a buscar alternativas.
  1. Soporte de automatización: la automatización de los flujos de trabajo recurrentes se convierte en la clave para operar de manera eficiente y poder reducir la carga de trabajo manual. Un sistema que no soporta adecuadamente la automatización puede ser una clara señal de que se requiere la utilización de opciones más avanzadas.
  1. Integración con otros sistemas:  los datos son uno de los activos más importantes en una organización. Tener una visión general basada en datos completos en una plataforma de gestión central y alimentada por sistemas de terceros puede aumentar el rendimiento diario y la eficiencia energética. De esta forma, su software debe soportar la integración e interacción con otros sistemas y fuentes de datos.
  1. Capacidad de análisis y reporte: La habilidad para generar informes detallados es crucial no solo para la optimización de cualquier operación sino también para contribuir al logro de los objetivos de cualquier empresa u organización.  En este sentido, debemos preguntarnos si nuestro sistema es capaz de producir este tipo de análisis y reporte. Esto puede ayudarnos a comprender si necesitamos migrar a una solución DCIM que sea sostenible a largo plazo.

Stefan Kühn, PreSales Manager de FNT en España, ha querido destacar: “aunque en ocasiones las organizaciones suelen retrasar la sustitución de su antiguo software por uno nuevo todo lo posible, mantener un antiguo software puede traer graves consecuencias, poniendo en riesgo los datos y el funcionamiento diario del centro de datos. Sabemos que la sustitución puede ser una tarea compleja, pero los proveedores de software estamos precisamente para ayudar a las organizaciones en este proceso. Es importante que este software se desarrolle y actualice continuamente para que los gestores de los centros de datos puedan hacer frente tanto a los requisitos actuales como a los desafíos del futuro”.