infraestructuras IT prodware

La adopción de nuevas tecnologías en cualquier empresa tiene como objetivos fundamentales mejorar los procesos, optimizar las operaciones e impulsar la productividad de los equipos. Por ello, la digitalización afecta a toda la empresa y a todas las actividades que en ella se desarrollan.

[email protected] explica que modernizar la infraestructura #IT el primer paso hacia la #digitalización Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Prodware

Establecer un punto de partida para arrancar un proceso de transformación digital suele ser complicado si la empresa no cuenta con un asesoramiento experto. ¿Por dónde deben comenzar las pymes su transformación? Pues muchas, probablemente responderán que quieren centralizar la gestión de clientes o contable o que necesitan extraer datos de negocio de forma urgente.

Sin embargo, la transformación digital debe abordarse desde una base sólida, desde lo más funcional a lo más estratégico. Las pymes deben apostar por infraestructuras sólidas e inteligentes que funcionen como pilares de su transformación digital.

Contar con infraestructuras que permitan a la empresa ser ágiles, innovar y garantizar la seguridad y accesibilidad de los datos es clave para competir en un mercado cada vez más digital. Hoy más que nunca, los líderes empresariales deben pensar de manera diferente sobre cómo aprovechar la tecnología para impulsar la eficiencia, satisfacer las demandas de los clientes y atraer a los mejores talentos.

En este ámbito tanto los entornos en la nube como los entornos híbridos son capaces de ofrecer además de una plataforma tecnológica robusta, la flexibilidad y la escalabilidad que las pymes necesitan.

La nube como canal de innovación

Desde que se comenzó a hablar de la nube hace unos años, esta ha seguido creciendo, ofreciendo mejores servicios, más ágiles y todavía más eficientes. La nube evoluciona rápido y su adopción es cada vez más masiva debido a las grandes oportunidades que ofrece a las empresas y especialmente a las pymes.

La nube adoptada en diferentes formatos permite a las empresas ser ágiles en la incorporación de nueva tecnología, reduciendo la inversión y por tanto el riesgo económico del proyecto. La nube permite innovar de forma sencilla, ofrece una plataforma sólida sobre la que desarrollar y alojar nuevas herramientas.

Un entorno inteligente

La nube ofrece agilidad y flexibilidad a las empresas que apuestan por ella como servicio, pero también a las grandes empresas tecnológicas y desarrolladores. Hoy en día no existe tecnología sobre la que se esté apostando más que la nube.

Combinada con la inteligencia de datos y el machine learning, las soluciones en la nube son ya mucho más potentes que cualquier otra solución en local. Además, esta inteligencia se expande constantemente ofreciendo la oportunidad a las empresas de contar con un entorno siempre actualizado con el que poder crecer y desarrollarse.

Flexible y escalable

Desarrollar una estrategia tecnológica sobre la nube permite a las pequeñas y medianas empresas reducir su riesgo y gasto. Trabajar en plataformas cloud permite a las pymes, ajustar sus necesidades de almacenamiento y desarrollo a sus circunstancias puntuales sin verse limitadas por la capacidad de un servidor local.

Además, los entornos en la nube son mucho más flexibles, se integran de forma mucho más natural especialmente si están desarrollados en un mismo entorno como puede ser el de Microsoft.

Abordar la transformación digital es un paso vertiginoso para muchas empresas, sin embargo, con el asesoramiento adecuado y una plataforma tecnológica robusta el riesgo se reduce significantemente.