El COVID-19 impulsa y consolida el sector delivery

La situación generada por el COVID-19 está suponiendo un impulso para el delivery, un sector que se encuentra en plena etapa de consolidación.

#ALDíaNews: El COVID-19 impulsa y consolida el sector #delivery. Clic para tuitear

El confinamiento ha supuesto una aceleración en el proceso de consolidación que ya estaba experimentando el sector delivery. Durante estos meses, han sido varios chefs, supermercados o mercados de abastos lo que se han sumado a esta tendencia. “El COVID no ha hecho más que acelerar el protagonismo de las empresas de delivery”, reafirma el director del área de Retail Knowledge de AECOC, Pablo de la Rica.

El delivery ha sido prácticamente la única opción para mantener, durante el periodo de confinamiento, la actividad del sector de la restauración, lo que le ha permitido atraer a 2,2 millones de nuevos compradores, consiguiendo incrementar un 30% los niveles de compra, según datos de Kantar. En esta misma línea, un estudio de UBS previo a esta crisis estimaba que el mercado mundial de comida a domicilio podría multiplicar por diez su tamaño en los próximos diez años, una previsión que, probablemente, tras esta situación se reduzca a meses.

Modelo de negocio

El delivery, regido por el modelo basado en las adquisiciones, pone en contacto a restaurantes y clientes y, estas plataformas, establecen una comisión por intermediación que se sitúa en torno a un 10% y un 35%. Por ello, es necesario alcanzar volúmenes masivos de “información, transacciones y usuarios para ser rentables”, tal y como detalla el socio responsable de consumo y distribución de KPMG en España, Enrique Porta.

Entre las principales estrategias del delivery se encuentra el crecimiento inorgánico, a través del cual se podrá acelerar el proceso de escalabilidad y el cliente retroalimentará, al establecer sus preferencias, un proceso de concentración en el que apenas hay competidores.

En este sentido, cabe destacar dos grandes fusiones que se han llevado a cabo recientemente como son la de Just Eat Takeaway con Grubhub y la de UberEats con Postmates. Además, en ellos últimos doce meses Takeaway ya se había hecho con Just Eat, al vencer a Prosus, accionista de referencia de Delivery Hero. Por su parte, Delivery Hero adquirió a la surcoreana Woowa y Uber Eats vendió a Zomato su negocio en India, traspasó a Careem, su filial en Oriente Próximo sus operaciones en Emiratos Árabes Unidos y, asimismo, concluyó su actividad en siete mercados más. Mientras, en España, la última operación de magnitud se produjo en 2016 cuando Just Eat adquirió la Nevera Roja.

Fuente: elperiodico.com

Para estar al día de las últimas noticias y tendencias, 
suscríbete a la newsletter Dir&Ge