aceite de motor automóvil

El aceite del motor está diseñado para lubricar los componentes internos de los motores de combustión interna, así como para protegerlos contra la corrosión y mantenerlos frescos mientras están en uso.

El aceite de motor ha mejorado mucho con los años, sin embargo aun así debe cambiarse con cierta regularidad. Clic para tuitear

Está hecho de dos elementos principales: aceite base y aditivos. El aceite base comúnmente constituye el 95% de la solución y está hecho de petróleo, productos químicos sintéticos o una mezcla de los dos. El aceite base es responsable de lubricar las partes móviles de un motor y eliminar el calor acumulado. Mientras tanto, los aditivos representan aproximadamente el 5% del aceite y son estos químicos los responsables de controlar finamente la viscosidad y la lubricidad del aceite, así como de proteger las piezas del motor contra el desgaste.

El aceite de motor  ha mejorado mucho con los años, sin embargo aun así debe cambiarse con cierta regularidad y en motordoctor.es puedes encontrar diversidad de tipos de aceite para coche, por lo que tienes la posibilidad de escoger el que mejor se adapte a las características de tu vehículo.

Importancia del aceite de motor

El aceite de motor es importante porque tiene una serie de propósitos esenciales, pero su propósito más relevante es que mantiene el motor funcionando sin problemas. Los motores contienen muchas partes móviles que tienen el potencial de rozarse entre sí creando fricción.

Esta fricción puede dañar partes del motor y hacer que se desgasten más rápidamente. Si se acumula la fricción, se reduciría drásticamente el funcionamiento del motor, lo que lo haría menos eficiente y más propenso a averiarse. El aceite lubrica las partes del motor para reducir la fricción y ayudar a que el motor funcione sin problemas.

Igualmente mantiene el motor limpio, esto es vital para mantener el motor funcionando con la máxima eficiencia. El aceite recoge residuos y partículas de polvo y los lleva al filtro de aceite donde quedan atrapados. Esto reduce el riesgo de que se acumule suciedad en el motor y que se dañe.

Tipos de aceites de motor

Existen diferentes tipos de aceites de motor, por lo que no todos son iguales. Por lo tanto, se pueden clasificar en cuatro variedades básicas:

  • Aceite convencional: El aceite convencional es el aceite de motor estándar. Se fabrica a partir del petróleo crudo que se extrae del suelo y luego se refina en una fábrica. Se añaden diferentes aditivos y procesos para mejorar su viscosidad (espesor) y las propiedades protectoras del motor, y luego se embotella y se vende para su uso en motores.
  • Aceite sintético completo: El aceite de motor sintético se fabrica completamente en una fábrica o laboratorio. Debido a esto, tienden a ser mucho más consistentes; es más fácil controlar los procesos de fabricación cuando todos sus materiales están sujetos a estándares mucho más estrictos. Por lo tanto, estos aceites son más refinados y, en general son mejores para tu motor.
  • Aceite de mezcla sintética: Los aceites de mezcla sintéticos son un tipo de aceite híbrido fabricado con materiales sintéticos y naturales. En otras palabras, es una mezcla de aceites convencionales y sintéticos para tratar de capturar algunos de los beneficios de ambos mientras se reducen sus inconvenientes.
  • Aceite de alto kilometraje: El aceite de alto kilometraje es una rama de aceite un tanto única que está completamente sola. Estos productos tienen una mezcla de aditivos únicos incluidos que están diseñados para ayudar a proteger los sellos del motor, lo que a su vez ayuda a prevenir la evaporación del aceite y a mejorar el rendimiento general. Para los coches que ya tienen varios años de antigüedad, esta protección adicional es clave ya que la quema de aceite se vuelve un problema más común, lo que contribuye a un mayor desgaste del motor y una menor vida útil.

Para estar al día de las últimas noticias y tendencias, 
suscríbete a la newsletter Dir&Ge