La clave está en usar la tecnología no como un fin, sino como un medio. Para Sara Vega, Directora de Marketing de Grupo RESTALIA, “las personas deben estar en el centro de la estrategia de la empresa. Tenemos que ponernos en la piel del consumidor para saber qué piensan, que necesitan”.

Durante su participación en el Think Tank “Engagement, un paso más hacia la conquista del consumidor”, Vega también hizo hincapié en que las herramientas tecnológicas tienen que ser utilizadas por personas, que son las que le dan sentido a toda la información que la empresa recibe sobre el cliente.