mango-centro-logistico

Mango ha inaugurado un nuevo e innovador centro logístico con capacidad para almacenar hasta siete millones de prendas gestionadas mediante procesos automatizados

[email protected] inaugura un nuevo centro logístico con capacidad para 27 millones de prendas #logística #retail Clic para tuitear

Mango ha puesto en marcha un nuevo centro logístico en Lliçà d’Amunt (Barcelona) que le permitirá almacenar hasta 7 millones de prendas colgadas para abastecer a las 2.100 tiendas que la compañía tiene repartidas por todo el mundo. tiene repartidas por todo el mundo. Además, en el almacén se distribuyen las prendas dobladas mediante un sistema de cajas que permite tener hasta 20 millones de prendas más.

Este nuevo centro logístico ha supuesto una inversión de 232 millones de euros, cuenta con 190.000 metros cuadrados y 25 metros de altura. Desde la compañía aseguran que el nuevo almacén permitirá centralizar toda la operativa, reducir costes en un 25% y afianzar la estrategia de la compañía para revertir la actual situación de pérdidas.

Este centro será la base de la estrategia de distribución mundial de Mango. Todas las prendas que salen de las diferentes fábricas llegan a este almacén, donde se ordenan los pedidos mediante un proceso automatizado que ha conseguido optimizar los tiempos para que los encargos estén disponibles para envío en tres o cuatro horas. El objetivo de la compañía al centralizar la distribución es reducir costes y tener un control más exhaustivo de las prendas y de lo que llega a cada tienda.

El futuro de Mango

Toni Ruiz, director general de Mango, ha destacado que “estos cuatro años han supuesto una transformación importante de la compañía, en tiendas, en logística, en transformación digital y en comercio electrónico. Hemos trabajado muy duro para crecer en ventas y darle la vuelta a los resultados de la compañía”. Con todo, la deuda se ha reducido de los 617 millones de euros de 2016 a los 315 millones de 2018.

Los responsables de la marca aseguran que el centro logístico se convertirá en una pieza clave del engranaje del negocio, especialmente ante campañas intensivas como Black Friday o Navidad. La ampliación del almacén, que estará operativa en 2023 y supondrá una inversión de 35 millones de euros, dará soporte al comercio online, que representa el 20% de la facturación.

Los 600 empleados que operan en el centro logístico manipulan 75.000 prendas por hora, clasificando 15.00 prendas colgadas por hora y 30.000 unidades dobladas por hora. El sistema de clasificación es una de las innovaciones del centro: cada prenda colgada está identificada y el sistema las ordena automáticamente en un engranaje de perchas y cadenas que clasifica las prendas según el pedido al que pertenecen.

Fuente ElPaís

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de ecommerce?