52-por-ciento-empleos-espana-podrian-automatizados-esta-decada

El 52 % de los puestos de trabajo actuales corre el riesgo de automatizarse, parcial o totalmente, en la presente década en España. Así se pronostica el informe de Randstad Flexibility at Work-Abrazando el cambio, en el que se prevé que uno de cada siete trabajadores perderá su trabajo actual a nivel global por culpa de la automatización de su empleo.

El 52% de los empleos actuales en España podrían ser automatizados en esta década, según un informe de Randstad. Clic para tuitear

No obstante, pese a esta negra previsión, desde Randstad se asegura que esta automatización no tendría que conllevar necesariamente un aumento del desempleo. De hecho, según la compañía, el carácter cambiante de los empleos ha sido una característica permanente del progreso tecnológico en el pasado y, en última instancia, conducirá a la aparición de tres nuevos tipos de trabajo: el trabajo fronterizo, el trabajo de última milla y el trabajo de riqueza.

En concreto, el trabajo fronterizo se refiere a los puestos de trabajo en los nuevos campos tecnológicos, el trabajo de riqueza, a los puestos de trabajo creados gracias al aumento de la productividad, y el trabajo de última milla, a los puestos de trabajo que aún no pueden automatizarse.

La importancia de la formación

Este escenario creará grandes oportunidades laborales, hasta tal punto que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que el 65 % de los niños que actualmente asisten a la escuela infantil terminarán realizando un trabajo que aún no existe.

Más allá de las habilidades tecnológicas, tan necesarias en la actual situación de transformación digital acelerada por la pandemia, se estima que, en 2030, algunas de las competencias más demandadas serán competencias blandas, como el pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional.

El teletrabajo, una oportunidad

Por otro lado, el informe destaca que el teletrabajo es una tendencia que no desaparecerá tras la crisis. Según Jacques van den Broek, CEO mundial de Randstad, “el trabajo será más flexible en cuanto a formato, alcance y contenido. El cambio repentino que ha supuesto trabajar desde casa durante parte del 2020 ha influido en la forma de pensar de muchas personas sobre la conciliación profesional y familiar, la satisfacción laboral y la ubicación física”.

Asimismo, destaca otras formas de trabajo, igualmente caracterizadas por su flexibilidad, tienden a consolidarse como los contratos temporales, a tiempo parcial y bajo demanda o el trabajo por agencia.

Por último, otra tendencia detectada por Randstad es la del empleo digital a través de plataformas de trabajo disruptivas o economía gig que, aunque aún minoritaria, va camino de la consolidación.

Fuente:  rrhhpress.com