ekon diferenciación

La gestión integrada de recursos humanos, apoyada por las TIC, puede contribuir a la diferenciación de una empresa y, con ello, al aumento de sus beneficios.

[email protected]_IB explica cómo lograr una eestión integrada de #RRHH a través de #TIC para una mejor diferenciación Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 3 minutos

por Juan Antonio Fernández Benito, Consejero Delegado de Unit4 Ibérica – ekon

En primer lugar, debemos destacar las dos formas básicas que una empresa tiene para competir en el mercado. La primera es a través del precio, es decir, reduciendo sus precios por debajo de los de la competencia. La segunda pasa por la diferenciación, es decir, consiguiendo que el cliente perciba en ella algo que no percibe en su competencia.

Hoy en día, competir por precio es difícil. De hacerlo, entraremos en una guerra con nuestra competencia para ver quién ofrece el precio más bajo hasta vender nuestros productos sin apenas generar beneficios. Por lo tanto, la solución óptima es la diferenciación. Una empresa puede diferenciarse de muchas maneras, y una de ellas es a través de sus recursos humanos. Es por ello que la gestión integrada de recursos humanos cobra una especial importancia. Veámoslo con mayor detenimiento.

¿Cómo la gestión integrada de recursos humanos contribuye a la diferenciación?

Somos conscientes de lo difícil que es retener el talento hoy en día. Los profesionales de verdad cuentan con una multitud de ofertas por parte de distintas empresas y, si no los cuidamos, corremos el riesgo de que nos abandonen. Y si estamos de acuerdo en que lo que hace diferente a mi empresa es mi personal, veremos que, reteniendo a los buenos profesionales, retendremos a nuestros clientes e incrementaremos nuestros beneficios. Es por este motivo que, independientemente de su tamaño, cada vez son más las empresas que se preocupan por retener a los profesionales que trabajan en ellas.

Por supuesto, si decidimos centrarnos en los recursos humanos como parte de nuestra diferenciación, debemos contemplar la implantación de un sistema de gestión integrada de recursos humanos. Pero eso lo trataré más adelante. Ahora veamos algunos de los motivos por los que el factor humano interviene en la diferenciación:

  • Un profesional que vende un producto o servicio proyecta una imagen determinada. Si esa imagen es diferencial, también lo será la empresa a la que representa.
  • Además de una imagen, las personas transmiten valores: si en una empresa trabajan personas fiables y transparentes, la empresa, sus productos y sus servicios también serán percibidos como fiables y transparentes. Si elegimos valores diferenciales, nuestra empresa se percibirá diferente.
  • La intangibilidad es muy valorada a día de hoy en la diferenciación, y el servicio de atención al cliente es un claro ejemplo de valor intangible.

Por lo tanto, debemos trazar un plan que nos permita integrar el factor humano en nuestra estrategia de diferenciación, y además hacerlo de forma distinta a como lo hace la competencia.

Ahora que hemos comprendido cómo el factor humano influye en la diferenciación, veamos la necesidad de una gestión integrada de recursos humanos con ayuda de las TIC.

Gestión integrada de recursos humanos y TIC

Todos hemos interactuado con grandes compañías que invierten grandes cantidades de dinero en las relaciones con sus clientes, pero si el operador que los atiende no escucha activamente y no muestra empatía, o bien no dispone de la mínima formación en el uso de los medios a su alcance, el cliente no verá satisfechas sus necesidades. Por ello, decimos que el elemento determinante son las personas por encima de la tecnología.

Sin embargo, sí es cierto que la tecnología puede facilitar la gestión integrada de recursos humanos y, con ello, optimizar tanto la atención al cliente como todos los demás aspectos referidos a las personas que trabajan en nuestra empresa.

Un sistema de gestión integrada de recursos humanos permite aumentar la “potencia de fuego” de cada profesional en su quehacer diario. Esto implica tanto motivar como fidelizar a las personas que trabajan con nosotros, así como optimizar su capacidad y facilitar todas las acciones derivadas de ello, como la gestión administrativa o de nóminas.

En otras palabras: un sistema de gestión integrada de recursos humanos es esencial para conseguir la diferenciación a través de las personas.