secreto-grandes-directivos-kayzen-emprende

Aún recuerdo el sentimiento de inquietud constante que experimenté cuando decidí lanzar mi primer proyecto. Entre otras muchas cuestiones, me preocupaba no contar con los recursos económicos suficientes, no realizar adecuadamente los trámites administrativos necesarios o, simplemente, no obtener los resultados esperados.

En esos primeros momentos esos eran mis mayores desvelos. Sin embargo, conforme el
proyecto empezó a crecer, aparecieron nuevas preocupaciones relacionadas con mis propias carencias en materia de liderazgo. En principio estas debilidades se camuflaban entre la ilusión y confianza que existía en el reducido número de miembros que formábamos el equipo. Pero fue en el momento que la empresa comenzó a tomar forma y a expandirse, cuando fui consciente de la necesidad de crecer personalmente, a la vez que el proyecto lo hacía.

¿Cuál crees que es el secreto para convertirte en un gran CEO? Javier de la Casa, Presidente de Grupo Avanza y CEO de Kayzen Emprende responde a esta pregunta y ahonda en el secreto de los grandes directivos Clic para tuitear

Sin duda, lo ideal hubiese sido desarrollar mi propio liderazgo con anterioridad, pero lo cierto, es que no fue hasta ese momento cuando comencé a plantearme qué aspectos necesitaba trabajar para convertirme en el líder que el proyecto demandaba. Tras una profunda reflexión, hoy destacaría como algo fundamental para un directivo, el afán de mejorar continuamente en todos los sentidos, pero sobre todo en lo referente a su persona. ¿Qué quiero decir con esto? Con ello me refiero al deseo intenso de lograr ser una verdadera inspiración y ejemplo para el equipo que diriges, pero también a la preocupación por ganarte su confianza o a conseguir que todos te sigan realmente por voluntad propia y no por el cargo que ocupas. En definitiva, con ello me refiero a la constante preocupación por mejorar tu propio liderazgo y autoliderazgo.

Fue esta inquietud la que me lanzó hacia la formación como única opción de crecimiento. Descubrí que sólo a través de ella eres consciente de aspectos cruciales a la hora de ejercer un liderazgo eficaz. Debido a la vorágine del día a día, es más que probable que te cueste descubrir estos aspectos por ti mismo. Lo normal es que pasen desapercibidos y por tanto no los tengas en cuenta.

Sin embargo, a través de la formación podrás adquirir una serie de habilidades necesarias para liderar con éxito, como pueden ser: las habilidades comunicativas, de toma de decisión, de gestión del tiempo, de negociación, de gestión del cambio, de gestión de equipos y conflictos, motivación, inteligencia emocional… Sin duda, la formación y, por tanto, la puesta en práctica de estas y otras habilidades, es lo que te convertirá en un gran líder.

Algunos llevan a cabo esta formación de forma autodidacta, a través de la lectura de diferentes manuales y artículos o escuchando podcast sobre liderazgo, esperando encontrar la fórmula secreta que les permita desarrollar las habilidades necesarias para ejercer con garantías las funciones asociadas a un puesto directivo.

Otros prefieren asistir a cursos especializados para adquirir los conocimientos que le permitan afrontar sus gestiones diarias. Algunos sin embargo, deciden asistir a talleres o seminarios especializados donde se trabajan de forma práctica diferentes aspectos relacionados con el liderazgo.

Lo importante no es el medio que elijas para formarte, todos son válidos e incluso complementarios. Pero, lo verdaderamente significativo y crucial es que encuentres la inspiración para iniciar tu propio proceso de aprendizaje, de mejora continua y además, que ese proceso nunca termine. Es por ello, que debes contar con la motivación necesaria para iniciar esa formación y por supuesto, ser capaz de mantenerla durante toda tu trayectoria profesional.

En mi caso, la formación se ha convertido en algo cotidiano y primordial. Incluso entre mis pasiones se encuentra formar a otros líderes conscientes tanto de sus carencias como de su gran potencial. Líderes que comienzan su andadura profesional o que en un determinado punto de esa trayectoria, sienten las mismas inquietudes que un día yo también sentí.

¿Cuál crees tú que es el secreto para convertirte en un gran CEO? ¿Eres consciente de tus carencias como líder? Pero sobre todo, ¿estás dispuesto a superarlas?

Por Javier de la Casa, Presidente de Grupo Avanza y CEO de Kayzen Emprende