inversión innovación datisa

Más innovación, más inversión y más iniciativa, son las tres “I” con las que se presentan las pymes para afrontar los nuevos retos que plantea la transformación digital.

#Innovación, #inversión e iniciativa: @DatisaSoftware explica la triple “I” de las #pymes para encarar los nuevos retos Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 3 minutos

logo datisa

Las pymes están cada vez más habituadas al uso de soluciones tecnológicas y a la implementación de nuevos modelos de gestión que agilizan y flexibilizan aún más su funcionamiento y la toma de decisiones estratégicas. Los próximos años serán claves para el renacimiento de un nuevo tipo de organización más innovadora, más decidida y más dispuesta -también más capacitada- para afrontar los nuevos retos implícitos en la digitalización del entorno.

Este 2019 será un período clave para asistir al despegue de lo que serán las pymes del futuro. Un tipo de empresas que han apostado por salir de su convencional zona de confort y muestran más iniciativa a la hora de encarar proyectos orientados casi siempre a optimizar la satisfacción del cliente -también del cliente interno-.

En todo caso, el escenario diseñado por las pymes para actuar durante los próximos meses recoge tres características que serán clave para impulsar su evolución en el futuro. Es lo que definimos como el pack de las tres “I” que incluye Innovación, Inversión e Iniciativa. Un paquete de medidas que planean implementar aquellas pequeñas y medianas empresas que muestran una visión estratégica de largo recorrido.

Innovación

Innovar en todos los ámbitos de su actividad. Ya sea en el entorno de la gestión, en el área de producción -si es que la tiene-, en el ámbito tecnológico, en el plano comercial … La innovación será uno de los puntales básicos sobre los que las organizaciones harán crecer sus negocios. Y no solo en el entorno económico, sino también de visibilidad, de reconocimiento o de empleabilidad.

Innovar es una de las cualidades estratégicas de muchas pymes, ya sea por necesidad o por convicción, lo cierto es que estas organizaciones empiezan a incluir en su misión y en su visión de negocio, la innovación como una de las herramientas sobre las que construir su identidad. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer.

Inversión

Hasta hace poco tiempo tecnología e inversión iban completamente ligadas. Muchas veces para justificar que la falta de la segunda hacía que no todas las organizaciones pudieran disponer de la tecnología que necesitaban. Pero, de un tiempo a esta parte, con la eclosión del Cloud o los modelos de comercialización y explotación -tipo SaaS- que han facilitado el acceso a todo tipo de organizaciones a soluciones tecnológicas avanzadas esta asociación no se sostiene.

Sin embargo, la inversión sigue siendo uno de los grandes “caballos de batalla” en el entorno de las pequeñas y medianas empresas, en las que los presupuestos siguen siendo ajustados. La inversión, aunque nos parezca increíble, no solo se circunscribe al ámbito tecnológico. Hay otras áreas en las que las pymes deben hacer hincapié desde el punto de vista de la inversión. Creo que es importante destacar la formación, la capacitación o el talento. Pero también, hay que insistir en la importancia de invertir en comunicación, en marketing y en poner el acento en los nuevos canales de conversación con el cliente y ¡ojo! también con el empleado.

Iniciativa

Finalmente, las pymes más innovadoras e inversoras apostarán, seguro, por llevar a la práctica diferentes iniciativas que impacten sobre su eficiencia, entre otras cosas, para encarar con éxito el cambio y la fluctuación permanente de los entornos en los que operan. No se trata solo de mejorar las opciones de éxito, sino de incrementar las posibilidades de diferenciación respecto a la competencia”.

Hacer las cosas como siempre ya no es suficiente. Esto es algo que ya tienen claro la mayoría de las pymes. Hoy lo que buscan son iniciativas que les permitan ser diferentes y que les ayuden a tomar una actitud más proactiva que reactiva frente a los cambios. Por lo tanto, en los próximos meses veremos iniciativas promovidas por pequeñas y medianas empresas para poner en valor lo que hacen, la manera en la que lo hacen y los recursos -especialmente humanos- con los que lo hacen.