José María Sánchez - Prodware - valor datos

José María Sánchez, CEO de Prodware Spain, protagonista de la portada de la Revista Dir&Ge, analiza el valor de los datos para la competitividad de los negocios y la importancia de tomar decisiones estratégicas centradas en el cliente.

José María Sánchez, CEO de Prodware Spain, protagonista de la portada de la #RevistaDiryGe, analiza el valor de los datos para la competitividad de los negocios y la importancia de tomar decisiones estratégicas centradas en el cliente. Clic para tuitear

Acompañar a las empresas en todas las etapas de la transformación digital. Esa es la misión de Prodware, una compañía con más de 20 años de experiencia en el mercado facilitando soluciones tecnológicas end-to-end a empresas de todos los tamaños, tanto a nivel nacional como internacional. Hablamos con José María Sánchez, CEO de Prodware Spain, sobre el valor de los datos para la competitividad de los negocios y la importancia de tomar decisiones estratégicas centradas en el cliente.

Prodware cuenta con más de treinta años de experiencia en el desarrollo de soluciones de gestión empresarial y prestación de servicios asociados. ¿Cómo han evolucionado las necesidades de las compañías a raíz del cambio tecnológico y su impacto en los mercados?

No cabe duda que en estos últimos 30 años la humanidad y sus formas de trabajar han sufrido un cambio profundo. Prodware nació durante la revolución de los sistemas transaccionales, donde las organizaciones comenzaban a sentir la necesidad de trabajar con todas sus áreas funcionales de manera integrada, al principio tener un dato único era la panacea buscada y llevó a la primera época dorada de los ERP (planificadores de recursos empresariales).

Esos sistemas tuvieron que evolucionar con la llegada del año 2000 y el paso a 4 dígitos frente a 2, y también con el cambio al euro, pero realmente no se pasó a una nueva era de sistemas hasta la llegada de Internet como canal. El eBusiness, los sistemas de gestión de la vinculación de los clientes con las organizaciones (CRM) y los sistemas colaborativos de aumento de la productividad constituyeron una nueva oleada de tecnología que ha permanecido fuerte hasta 2013 aproximadamente.

La aparición de la nube, la democratización de la tecnología y sobre todo la llegada de la inteligencia artificial han producido una profunda modificación del uso de la tecnología, modificando su naturaleza, desde el mundo de la información hacia el mundo del negocio, y catalizando la transformación digital y de los negocios de las organizaciones, que exigen sistemas de inteligencia.

Los modelos de negocio están reinventándose, los modelos organizacionales también, la disrupción en todos los sectores está llegando: el nuevo diseño, las nuevas formas de trabajar, la automatización, todo cambia a una velocidad vertiginosa que convierte en una hazaña seguir a la vanguardia tecnológica a cualquier organización.

La mayoría de las empresas españolas están sumidas en la transformación digital, pero muchas no logran aún sacarle el máximo provecho. ¿Cuenta el tejido empresarial español con la madurez digital necesaria para enfrentarse eficazmente a los desafíos que plantea el contexto actual?

Existe una gran brecha tecnológica en el conocimiento de los gestores. La tecnología suele delegarse en CIOs o IT Managers que saben de lo que hablan, pero que en un alto grado son demasiado técnicos y en muchos casos no son considerados directivos de primer nivel en los comités de dirección (a veces ni están en ellos). En contraposición, los CEOs, Directores Financieros, Directores Comerciales o de Producción tienen una voz más preponderante, pero muchas veces no preparada.

Sin embargo, detectamos en multitud de sectores que la tecnología no debe dar servicio al negocio, sino que la tecnología es el negocio. Por ello y con el fin de obtener la madurez digital necesaria, el papel de la tecnología debe ser capital en la organización, el CEO debe saber de tecnología, entre los consejeros y miembros del comité de dirección debe haber expertos y se debe contar con la asesoría externa adecuada en aquellas áreas donde la máxima experiencia no esté cubierta.

Los proyectos son complejos, requieren una gestión del cambio, una dedicación y un cambio profundo de cultura y, por si fuera poco, en muchos sectores hay que hacerlos contrarreloj. Por ello es necesario, hoy que más que nunca, encontrar el punto correcto de gestión y ayudar a las organizaciones a sacar partido a los efectos con un ritmo acelerado pero asumible; un reto tanto para las organizaciones como para los proveedores de consultoría y tecnología.

“Los modelos de datos, el análisis de los mismos y la correcta extracción de información de valor a partir de ellos representa una fuente de conocimiento incomparable para las empresas”

En cuanto a los grados de madurez, en general el nivel existente nunca es suficiente. Los procesos necesarios son de innovación continua. En muchas ocasiones el problema reside en los pilares, que no están demasiado robustos y no permiten demasiadas alegrías y apuestas tecnológicas; en otros casos, la limitación viene del capital humano, nos encontramos con una extrema guerra de talento tecnológico que sin duda reduce el grado de madurez de la adopción de tecnología transformadora.

Más de 500 clientes de diferentes sectores y segmentos de mercado confían en las soluciones de gestión de Prodware para impulsar su adaptación a la realidad digital. ¿Cuál es la propuesta de valor del grupo frente a otros proveedores tecnológicos?

Nadie puede ser especialista en todos los sectores y en todas las tecnologías. En el caso de Prodware lo primero ha sido apostar por un proveedor tecnológico de extrema solvencia y que ahora mismo se encuentra en el momento de mayor brillantez de su historia de éxito: Microsoft.

Nuestra aproximación es adecuar y mejorar la tecnología, en toda su extensión de productividad, colaboración, racionalización, gestión, vinculación de clientes, virtualización, seguridad, etc. a los sectores foco de Prodware: Retail y Distribución, la Industria de Fabricación y los servicios financieros, profesionales y de campo. La propuesta de valor incluye especialización de negocio en esos sectores acompañando al conocimiento tecnológico. Nuestra capacidad abarca desde hacer consultoría de negocio en esos sectores a la generación de propiedad intelectual de Software que mejore las soluciones estándar, convirtiéndolas en adecuadas y de más rápida adopción.

Nuestra especialización es nuestro valor diferencial y nuestras 9 oficinas en España nos permiten tener una gran penetración en el territorio y llegar tanto a grandes compañías en sectores en los que somos expertos, como a pequeñas organizaciones que quieren sumarse a la transformación.

Los datos son, hoy en día, un elemento esencial de la competitividad de los negocios. ¿Es el enfoque data driven de la toma de decisiones estratégicas un elemento común a las compañías españolas?

Suelo decir que vivimos tiempos exponenciales donde los datos constituyen un diluvio y lo creo firmemente. Pero la clave es conseguir extraer conclusiones de negocio. Los modelos de datos, el análisis de los mismos y la correcta extracción de información de valor a partir de ellos representa una fuente de conocimiento incomparable para las empresas.

Es un mundo de extrema complejidad, y donde se necesita un diccionario muy particular que aúne tecnología muy profunda con interpretación de datos, para obtener pistas para el negocio. De nada sirve acumular ingentes volúmenes de datos sin explotar el potencial que contienen.

Es un territorio de potencial extremo, pero totalmente afectado por la escasez de talento y por el perfil multidisciplinar que se requiere. Encontrar científicos de datos que aúnen capacidad de interpretación de los negocios, se parece a la búsqueda del Santo Grial o de la Piedra Filosofal.

Son dos competencias escasísimas que, dada la dificultad de encontrarlas en una única persona, requieren de equipos multidisciplinares.

De cualquier forma, nada puede revolucionar más un modelo de negocio que la Inteligencia, Humana y Artificial, por lo que todo esfuerzo que realicen las organizaciones para convertirse en Data Driven y para ganar tiempo para pensar, me parece siempre bien realizado.

Las empresas tienen que gestionar cada vez mayores volúmenes de datos, pero no cuentan con una inteligencia de negocio productiva. José María, desde tu experiencia, ¿qué estrategias y medidas se pueden poner en marcha para lograr una gestión eficaz de la información?

Como hemos comentado la finalidad última es poner la tecnología al servicio de la inteligencia de negocio. El modelo empresarial actual, basado en la interpretación de datos, se sustenta en la combinación de varias tecnologías clave para gestionarlos como son el Internet de las cosas (IoT), para la recopilación de datos que no están en la nube, el Big Data, para el análisis y la explotación de los datos, el Machine Learning, como herramienta de analítica predictiva basada en esos datos o la analítica de usuario final que permite convertir a los usuarios en Super-Usuarios o Power-Users.

La visión ganadora de las organizaciones creo que está en usar los resultados de las grandes tecnologías que están disponibles en la nube a la vez que incluir en casa las capacidades para convertir a los usuarios en Power-Users con autonomía y más inteligentes.

La tecnología ha cobrado un papel crucial en la optimización de procesos y la mejora de resultados. ¿Cuáles son las herramientas más adecuadas para obtener una visión 360 del negocio e impulsar el crecimiento?

Hay que comenzar desde la base, un sistema robusto de transacciones y grabación de datos. Aunque aquí viene la primera decisión difícil: ¿soy especial o me adecúo al estándar sectorial?

En nuestra opinión, estándares probados son una ventaja para los clientes, y recomendamos tener solo realizado “a medida” aquello que constituya una ventaja competitiva clara.

Contar con el estándar de un proveedor tecnológico solvente y activo como Microsoft, permite obtener las nuevas versiones de manera casi inmediata y acceder a la innovación continua de vanguardia.

Por ejemplo, en los famosos ataques de WannaCry, por potentes que fueran las defensas de las organizaciones sufrieron intensamente y, sin embargo, las que tenían sus sistemas en la nube pública de Microsoft salieron ilesas.

A partir del sistema robusto, y para impulsar el crecimiento, nuestra recomendación es mirar tres prismas principales: acelerar y mejorar los sistemas de relación con los clientes, proporcionar herramientas de mejora de la productividad y de optimización del talento de los integrantes de la organización y entrar en el territorio de la inteligencia de datos orientados al negocio, de la mano de la inteligencia artificial.

A partir de ahí, el siguiente paso sería probar modelos de disrupción vía soluciones de innovación, pero como decía, teniendo los pilares bien cubiertos.

Las ventajas de una gestión integrada de los datos no son percibidas únicamente por la compañía, sino también por el consumidor. ¿Cómo repercute esto en la relación con los clientes?

El cliente manda. El consumidor es el rey. Es cada vez más exigente y busca experiencias personalizadas en las que la empresa se adelante a sus necesidades y la tecnología y el tratamiento de los datos es el medio por el que la empresa obtiene la información del cliente, necesaria para poder ofrecerle este servicio.

El cliente quiere que las marcas sean capaces de atenderle en línea con sus gustos, intereses y necesidades, ofreciéndoles exactamente lo que quiere. Para ofrecerle una experiencia única y personalizada es imprescindible tener una visión 360° del cliente a través de todos canales y de todo su ciclo de vida. Si le ofrecemos a nuestro cliente esa experiencia personalizada se quedará con nosotros, sino buscará otra opción en el mercado. El Rey Cliente es tremendamente emocional, no olvida cómo le has hecho sentir.

La compañía cuenta con más de 20 años de experiencia en implantaciones de tecnología Microsoft y un equipo de profesionales con más de 300 certificaciones y 12 competencias Gold & Silver. ¿Cómo ha influido ser Partner de Microsoft en el desarrollo y crecimiento de Prodware?

Empezamos con Microsoft bajo Steve Ballmer, pero la llegada de Satya Nadella revolucionó la compañía. Como decía, no se puede ser especialista en todo y convertirnos en socio estratégico de Microsoft fue una decisión muy acertada. Microsoft lidera en la nube empresarial, es un hecho. Tanto a nivel de datos, de productividad, de inteligencia, de aplicaciones empresariales, de soluciones de seguridad, etc.

En estos 20 años con ellos, en Prodware hemos hecho un enorme esfuerzo por absorber y trasmitir toda la innovación de Microsoft a las industrias donde somos expertos siempre desde una visión que compartimos, en la que el presente y el futuro del software pasa por la nube y donde añadimos nuestro entendimiento de los negocios vía consultoría y propiedad intelectual.

“Para ofrecer una experiencia única y personalizada es imprescindible tener una visión 360° del cliente a través de todos canales y de todo su ciclo de vida”

IoT, cloud, inteligencia artificial… Estas son algunas de las tecnologías por las que más apuestan las compañías del sector para impulsar su crecimiento. ¿Cuáles consideras que son las tendencias que más impacto van a generar en su actividad en los próximos años?

La tendencia número uno en mi opinión será la seguridad. Todas las demás estarán impregnadas de una necesidad brutal de seguridad dadas las “armas” que se tienen para poder atacar a las organizaciones.

La nube ya no es una tendencia, es un estándar de facto. Y lo que está fuera de la nube, el Edge Computing tiene que ser dotado de la misma inteligencia que la nube. Ya es una realidad el internet de las cosas industrial y en las Smart Cities, pero seguirá entrando de forma masiva en todos los sectores.

La inteligencia artificial y el blockchain son dos tendencias todavía en su niñez, ni siquiera adolescencia y sus efectos en las organizaciones y la forma de hacer negocios serán extraordinarios.

Y los “bebés” son la Computación Cuántica y el 5G, que acelerarán la capacidad de computación y la capacidad de transmisión de información de manera extrema. Es difícil aventurar las aplicaciones que tendrán unos sistemas capaces de realizar en segundos operaciones que llevarían miles de años a un superordenador.

Estar actualizado de las tendencias del mercado y compartir conocimiento es fundamental para continuar creciendo. José María, ¿qué valor consideras ofrece una comunidad profesional para directivos como Dir&Ge?

A mí me encanta Dir&Ge. El conocimiento viene por un lado de los redactores y los contenidos, pero por otro no menos importante de la compartición de conocimiento en los diferentes foros, Think Tanks y eventos que se organizan.

Especialmente quiero resaltar la línea editorial de Dir&Ge donde se junta de manera muy inteligente temas de actualidad empresarial, temas de innovación tecnológica y temas de liderazgo basados en valores. Este cocktail no es fácil de encontrar y lo convierte en una joya para la comunidad profesional de directivos.

Para leer esta entrevista y otros contenidos, acceda a la edición completa de la Revista Dir&Ge.