industria L´Oréal

L´Oréal tiene en Burgos uno de los mejores centros industriales de la compañía, un magnífico ejemplo de fábrica 4.0 que surte de productos a más de 52 países de Europa, América y Asia.

La #industria 4.0 impulsa la fábrica de @loreal_es en Burgos #innovación Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

No se trata de la fábrica más grande ni de la más productiva, pero sí de la más versátil y la más eficiente para dar respuesta a la compleja tarea de producir cientos de productos diferentes para diversos públicos y destinatarios.

Este centro fabrica 4.800 productos distintos y maneja 110 formatos de envases diferentes. De las instalaciones salen cada día un millón de artículos, desde una pequeña ampolla de 6 milímetros hasta botes de 1,5 litros.

Mayor agilidad y productividad

Hasta ahora, la industria tradicional optaba por homogeneizar al máximo los productos para producir en masa enormes cantidades de una pequeña gama de productos. El objetivo era tener líneas de producción superrápidas y muy automatizadas para reducir costes y lograr un precio menor por unidad.

Gracias a la industria 4.0 se pueden sustituir las tareas rutinarias de los empleados por funciones de mayor valor añadido a través de la implantación de robots. Además, la digitalización permite automatizar los almacenes y analizar y gestionar todo tipo de datos.

El objetivo es ofrecer productos personalizados y de alta calidad a los clientes, en lugar de fabricar mucho. La clave de la industria 4.0 es ser ágiles y dinámicos para adaptar los productos al cliente.

Uno de los principales proyectos de L´Oréal en Burgos es simplificar y personalizar el etiquetado y los prospectos informativos a través de una etiquetadora automática en cada línea de envasado. Así, cada operario responsable podrá cambiar las etiquetas al instante pulsando un solo botón, en función del país al que se dirija. De esta forma, los clientes húngaros recibirán su etiqueta y prospecto en el idioma oficial, lo que permite potenciar la personalización del producto.

Ventajas medioambientales y sociales de la industria 4.0

Esto permitirá reducir los sobrecostes, tiempos de trabajo y esfuerzos que supone almacenar, transportar e incorporar al envase las etiquetas y los extensos prospectos indicativos traducidos a diez idiomas diferentes.

Benoît Mocquant, director de la fábrica de Burgos de L’Oréal, asegura que todas esas mejoras se implantarán rápidamente gracias “a la alta cualificación de las 500 personas que trabajan en la planta; les damos mucha autonomía porque tienen una gran experiencia y son un referente a nivel mundial dentro del grupo L’Oréal. Existe una fuerte cultura industrial en Burgos y sus alrededores y por eso en esta zona hay fábricas emblemáticas de grupos como Campofrío y Antolin”.

La industria 4.0 también permite impulsar iniciativas, acciones y medidas en favor del medioambiente y la sociedad. Esta planta de Burgos fue la primera a nivel mundial de la compañía en ser neutra en emisiones de CO2. En los aledaños de la fábrica, se encuentra una central de biomasa que la abastece con energía, agua fría y caliente y vapor necesario para funcionar. Además, este centro es una fábrica seca, es decir, tan solo emplea el agua del consumo humano y como materia prima para elaborar los productos gracias a procesos innovadores de reciclado con nanofiltración y osmosis inversa. Así, la planta ha reducido el consumo de agua un 55% y su objetivo para 2020 es ahorrar 30.000 metro cúbicos cada año.

Fuente Expansión

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de innovación?