inteligencia artificial empleo

Una de las grandes preocupaciones de la era de la tecnología es si ésta acabará sustituyendo a los empleados en sus puestos de trabajo. Un estudio de Accenture concluye que el impacto de la inteligencia artificial en el empleo será positiva.

La #IA creará más #empleo del que destruirá #innovación Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Según el informe “Reworking revolution”, dos tercios de las empresas españolas prevén un crecimiento neto de sus plantillas en los próximos tres años. Según Accentur Strategy, una mayor inversión en tecnología de inteligencia artificial conllevará un posible incremento de los ingresos de las organizaciones en un 38% para el año 2022 y podría impulsar el empleo un 10%.

Por lo tanto, una de las premisas que se extrae del informe es que la mayor eficiencia y productividad que aportan las nuevas tecnologías inteligentes derivará en beneficio económico que puede ser reinvertido en el crecimiento de las plantillas. Esto se logrará a través de la mejora de la experiencia de cliente, el lanzamiento de nuevos productos y servicios y la revisión de los modelos de negocio.

Toda esta evolución tendría impacto en la fuerza de trabajo que, al mismo tiempo, tendrá que adaptarse al nuevo contexto digital y tecnológico. Por lo tanto, el valor no reside en la sustitución de los empleados por las máquinas sino de la colaboración entre ambos.

La transformación del empleo

El 54% de los ejecutivos entrevistados afirma que la colaboración entre personas y máquinas es esencial para cumplir los objetivos estratégicos. Por otro lado, el 72% considera que la incorporación de tecnologías inteligentes resultará crucial para conseguir el elemento diferenciador para su marca. Por último, el 63% estima mejorar los resultados económicos de la organización como consecuencia de la adopción de la IA.

De esta forma, se creará empleo, pero no el mismo. El 46% de los directivos reconoce que las descripciones de muchos puestos de trabajo se han quedado obsoletas. De cara a enfrentarse a esta reestructuración de las plantillas, se pueden poner en práctica una serie de consejos.

  • Actualizar el trabajo: identificar qué nuevas capacidades exigen cada uno de los nuevos empleos. En el contexto digital, ya no se trata tanto de pensar en puestos de trabajo sino en tareas y, así, asignar personas a las diferentes tareas e integrar la automatización.
  • Aprovechar la plantilla existente: enfocar la estructura de la organización hacia una cultura ágil, que favorezca la colaboración y la experimentación, así como el trabajo por proyectos.
  • Invertir en nuevas tecnologías: para alcanzar dicho crecimiento, la plantilla deberá abrazar nuevas tecnologías, capacidades y habilidades.

Alberto Zamora, Managing Director de Accenture Strategy, explica que “las previsiones de crecimiento y contratación sólo se cumplirán si las empresas invierten -en formación y en la adopción de nuevas tecnologías- al nivel de los top performers“.

Fuente Expansión

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de innovación?