collar GPS animales

La tecnología se ha convertido en una de las mejores aliadas para frenar la desaparición de especies y paliar los efectos de la degradación de la biodiversidad.

#Tecnología y #geolocalización para ayudar a animales en peligro de extinción Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

La diversidad biológica está menguando a pasos agigantados debido, principalmente, a la degradación de los hábitats, el cambio climático o el tráfico ilícito de especies. Todo ello consecuencias directas de la acción del ser humano. Los expertos valoran este momento como la sexta extinción masiva de especies. De hecho, tan solo en España existen 153 especies de animales clasificadas como vulnerables o en peligro de extinción.

Tecnología GPS para la foca monje

De ahí, que muchas empresas e instituciones hayan puesto en marcha proyectos que implican a la tecnología para intentar paliar los efectos de todo esto. Por ejemplo, los responsables de CBD Hábitat ya prueban collares de radiofrecuencia en las focas en el Zoo de Madrid, para comprobar que todo funciona correctamente y luego aplicarlos en cabo Blanco (Mauritania), donde ha conseguido incrementar la población de foca monje de 100 a 300 individuos en menos de 20 años.

Pablo Fernández, de CBD Hábitat, explica que “la principal tecnología que empleamos para la conservación es el uso de unas pulseras que hemos desarrollado de forma artesanal. Para que al llegar a la colonia de Cabo Blanco la colocación de los dispositivos sea lo más rápida y eficiente posible, probamos en el zoo las pulseras con las focas de aquí. En el collar colocamos un GPS para tener localizadas a las focas y otro pequeño aparato que nos permite registrar cada vez que se sumergen para alimentarse”.

Además de estas pulseras en los tobillos, también instalan cámaras de alta definición en las cuevas de cría. Así se pueden detectar los nacimientos e identificar colonias. Estas y otras medidas han permitido incrementar la población de focas monje.

La gacela mohor también ha sido una de las especies en las que el Zoo de Madrid ha volcado sus esfuerzos. Eva Martínez, responsable veterinaria del centro, explica que “en el Zoo realizamos la fase inicial colocando a cada gacela un collar transmisor GPS para monitorizar su posición. Son animales muy estresables, y poder probar la tecnología en nuestras instalaciones fue crucial posteriormente vigilarlos y saber que son capaces de sobrevivir en regiones donde previamente se han extinguido”.

El lince y el fototrampeo

El lince ibérico es una de las especies que se ha beneficiado de la tecnología GPS. A pesar de que los collares que cuenta con GPS son más caros, son más concretos y permiten identificar las zonas en las que se mueven los animales.

El fototrampeo es otra tecnología esencial para la supervivencia del lince ibérico. Esta tecnología utiliza cámaras dispuestas en puntos de paso para obtener fotografías de los linces. Luis Suárez, de WWF España, asegura que “el patrón de su pelaje, es decir las manchas que tiene en su pelaje, son distintas en cada ejemplar y eso nos permite distinguirlos individualmente, censar sus poblaciones y estudiar su comportamiento”.

En el caso de las aves, el Ministerios de Agricultura, Pesca Alimentación y Medioambiente lleva a cabo diversos proyectos con las comunidades autónomas para intentar reducir la muerte de ejemplares. Para ello, emplean emisores GPS con tecnología GSM para localizar a las aves en el caso de que esté heridas o para detectar acciones ilegales como el uso de cebos envenenados.

Sin embargo, todavía hay muchos problemas que solventar, como la autonomía de los apartados, las baterías, la limitación del tamaño de los emisores o su peso.

Fuente Expansión

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de innovación?