ceo-activismo

El 67% de los profesionales de la comunicación y el marketing de EE.UU, Reino Unido y China consideran que el ceo-activismo tiene impacto positivo en la reputación de la marca.

Cómo el #ceoactivismo puede impulsar la reputación de la compañía #management Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 1 minuto

En un contexto en el que las cuestiones sociales y la responsabilidad corporativa cobra cada vez más protagonismo, crecen las expectativas hacia los líderes empresariales y su posicionamiento público en asuntos políticos y sociales. Así, el 67% de los profesionales de marketing de EE.UU, Reino Unido y China considera que el ceo-activismo tiene impacto positivo en la reputación. Además, el 72% asegura que esta influencia positiva conlleva beneficios a largo plazo, frente al 7% que sostiene que se trata de un impacto negativo, según datos de Weber Shandwick.

El 53% de las empresas dedica tiempo a debatir si el CEO debiera posicionarse o pronunciarse acerca de determinadas cuestiones y el 59% asegura que la duración de los debates en torno a este tema ha aumentado en el último año.

En este sentido, dos tercios de los trabajadores afirman que el CEO de su organización está preparado para responder a temas de actualidad. Así, el 26% sostiene que el responsable de la compañía está “muy” preparado, frente al 40% que asegura que está “algo” preparado. Sin embargo, hasta un 35% confiesa que el CEO de su empresa no está preparado o no tiene información suficiente para valorarlo.

Los beneficios del ceo-activismo

El posicionamiento de los CEOs conlleva una compensación positiva en términos de reputación a largo plazo. La mitad de aquellos profesionales cuyo máximo ejecutivo no se ha pronunciado considera que su organización disfrutaría de una ventaja grande si lo hiciera. Además, los profesionales del marketing y comunicación se muestran optimistas respecto al auge del ceo-activismo y el 62% de ellos tendría mejor opinión de su CEO si se pronunciase acerca de los temas de actualidad. Sin embargo, hasta el 73% de ellos cree que existe un riesgo entre moderado y alto para la reputación de la compañía si su máximo directivo se posiciona.

El mayor riesgo derivado del ceo-activismo es la crítica en redes sociales (59%), seguida por la crítica de los clientes (55%) y la crítica de los propios empleados (49%). A pesar de todo, la percepción de dicho riesgo es menor entre aquellos trabajadores cuyo CEO sí se ha pronunciado.  

Todo esto demuestra que el pronunciamiento público de los líderes empresariales ante los temas de actualidad puede reforzar la reputación de la empresa a largo plazo y, por ello, los departamentos de comunicación y marketing están incorporando el activismo a las agendas de los directivos de nivel C.

Fuente ProgramaPublicidad

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de management y liderazgo?