Del

En la etapa postCOVID el consumidor será más digital y consciente de las acciones que realiza y del impacto que estas generan.

#ALDíaNews: Del #bienestar al #bienser, la evolución que está experimentando el #consumidor. Clic para tuitear

El COVID-19 ha generado un cambio en el comportamiento de un consumidor más digital, más consciente de las consecuencias de compartir su información de contacto, del consumo que realiza y con una preocupación mayor por el cuidado de su salud y del planeta.

Un estudio realizado por Innuba recopila diez reflexiones estratégicas que se desarrollarán en un escenario postCOVID-19 en materia de consumo, economía y comportamiento del consumidor.

Metaconsciencia colectiva

El consumidor ha adquirido una consciencia mayor sobre lo que hace y lo que siente caracterizado por el incremento de un consumo más ético, sostenible y local, teniendo una mayor conciencia por el impacto que producen sus acciones. Además, se han cambiado las prioridades, prima un estilo de vida más tranquilo y se han recuperado determinados hobbies y rutinas que se habían pospuesto.

Healthquity

El consumidor ha evolucionado del “bienestar” al “bienser” y se ha experimentado un incremento en la demanda de productos y servicios relacionados con el bienestar. Asimismo, se ha normalizado la alimentación saludable. En materia de salud, se han desarrollado nuevos sistemas para monitorizar la salud de los ciudadanos y se han creado nuevos canales para atender la saludad emocional, individual y colectiva.

Transhabitancia

El auge de los canales digitales ha eliminado todas las fronteras y barreras físicas, acortando las distancias. Además, se busca alcanzar un mayor grado de protección y de pertenencia y se tiende a la descentralización.  

Neoconomías humanas

El consumidor tenderá hacia nuevos sistemas económicos más diversos y sociales. Se producirá un auge de la gig economy y surgirán nuevas modalidades de trabajo. Asimismo, se está produciendo el nacimiento de la economía de la salud y las marcas están invirtiendo en nuevas propuestas de valor que ponen en alza esta tendencia. Por otra parte, se pone en valor la economía circular y con propósito, en la que se impulsarán aquellas marcas con valores y que cuenten con un propósito social.

Respons-habilidad corporativa

Las empresas activarán sus propósitos, dejando a un lado las palabras, y siendo más resilientes y comprometidas. En este sentido, se ha produc¡dido un auge de la certificación B-corp, que mide el desempeño social y medioambiental a nivel corporativo.

Socialcracia

Surgen nuevos paradigmas organizativos para afrontar las nuevas necesidades y se reforzará el estado del bienestar. Sin embargo, se acentuarán las desigualdades que ya existían.

La revolución pandigital

Durante este periodo se ha producido un auge del eCommerce, del teletrabajo, del uso de redes sociales y de las tecnologías de realidad virtual. Este último aspecto ha permitido la creación de experiencias virtuales para trasladar la experiencia del cliente en el espacio físico. 

Growfidence

La transparencia se convierte en un aspecto clave para el desarrollo de las compañías. Además, se ha incrementado la preocupación, por parte del consumidor, por la seguridad en la cadena de valor. Asimismo, el consumidor ha tomado una mayor consciencia a la hora de compartir sus datos.  

Enriquecimiento colectivo

Al potenciar el uso de herramientas digitales para desarrollar la actividad laboral, se ha producido un incremento del trabajo colaborativo en el ámbito digital.  Asimismo, se ha producido un auge de las redes Open Source en las que las empresas han compartido su conocimiento.

Anti fragilidad

El empoderamiento social, la adaptación a nuevos modelos de negocio y las nuevas necesidades surgidas, han convertido en oportunidad los cambios que se han ido produciendo durante este periodo.

Fuente: interactivadigital.com

Para estar al día de las últimas noticias y tendencias, 
suscríbete a la newsletter Dir&Ge