prodware cloud it

La escalabilidad de los servicios en el cloud deriva en un ahorro de costes, pero su aspecto más disruptivo es seguramente el poder ofrecer a pequeñas y medianas empresas un nuevo mundo de posibilidades.

[email protected] explica la consolidación del modelo #cloud: ventajas del pago por uso en #IT Clic para tuitear

prodwareYa han pasado unos cuantos años desde que empresas, consultoras y fabricantes de tecnología comenzaron a hablar del modelo cloud. La tecnología en la nube ha sido sin duda la impulsora de grandes avances tecnológicos y del nacimiento de nuevas soluciones e incluso empresas, que han aprovechado la tecnología para diseñar nuevos modelos de negocio.

Sin embargo, todavía hay muchas compañías que mantienen su infraestructura en local, por miedo al cambio, falta de recursos o por desconfianza hacia los nuevos modelos en la nube.

Aunque las primeras soluciones cloud llevan ya tiempo en el mercado, 2019 será un año clave para la consolidación de la tecnología cloud. Los grandes fabricantes como Microsoft lo han dejado claro, su gran apuesta es la nube. A pesar de que sus ventajas son ya conocidas, a continuación, explicamos en detalle las oportunidades del pago por uso que ofrece la tecnología en la nube frente a las soluciones locales:

Menor coste inicial y de mantenimiento y sin coste de actualización a nuevas versiones

Aunque esta ventaja se menciona con asiduidad, el ahorro que supone utilizar servicios en la nube se suele relacionar con el coste de licencias y de servicios que caracteriza a la mayoría de soluciones offline. Pero el ahorro que permiten va en realidad mucho más allá:

Ahorro en infraestructura: Los servicios de alojamiento en la nube no requieren ningún hardware ni un espacio físico en el que ubicarlos, además del ahorro en energía que supone prescindir de un servidor local.

Ahorro en mantenimiento y actualización: Las soluciones en la nube ofrecen actualizaciones constantes, por lo que no se quedan obsoletas ni obligan a un cambio de versión con el paso de los años. A través de un coste fijo anual, las empresas pueden despreocuparse de mantener su infraestructura actualizada.

Menor coste de adopción en términos de formación: La mayoría de los servicios en la nube emplean interfaces intuitivas y multiplataforma, fáciles de utilizar y de adoptar por los equipos.

Ahorro en seguridad: Garantizar la seguridad de un servidor local mediante sistemas de alimentación ininterrumpida,  copias de seguridad o a través de firewalls es mucho más caro que optar por una solución de garantías en la nube, que tiene detrás un equipo y unas capacidades de seguridad muy superiores a las de cualquier pyme.

Crecimiento y adaptación a las necesidades de la empresa a lo largo del tiempo

La escalabilidad de los servicios en el cloud deriva en un ahorro de costes, pero su aspecto más disruptivo es seguramente el poder ofrecer a pequeñas y medianas empresas un nuevo mundo de posibilidades, hasta ahora sólo al alcance de grandes compañías con grandes presupuestos y grandes equipos de IT: descentralizar sus sistemas de almacenamiento, agilizar su gestión financiera, digitalizar la tramitación de contratos, etcétera.

Ese acceso de las pymes a servicios hasta ahora inimaginables por caros o complejos puede contribuir a que ganen en tamaño, y resultar finalmente una palanca de cambio en términos de competitividad.

La nube ofrece a las pymes un entorno flexible que les permite añadir y disminuir licencias, usuarios, incluir nuevos módulos funcionales de forma realmente sencilla.

Sin duda, la tecnología en la nube ofrece grandes oportunidades a todas las empresas, pero es innegable que para las pymes supone un enorme salto hacia la digitalización de sus operaciones de forma efectiva y profesional.