circulante BilliB

En cierto modo, las decisiones que se toman en la gestión de las finanzas a corto plazo son más sencillas que las implicadas en la gestión del largo plazo, pero eso no significa que sean menos importantes.

¿Es posible optimizar tu circulante obteniendo una alta #rentabilidad? Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 3 minutos

logo billibComo director financiero sabes lo vital que es para tu empresa optimizar la gestión del circulante. Primero, porque tiene su efecto en el aumento del beneficio, y segundo, porque mantener el nivel de circulante adecuado permite respaldar las operaciones de explotación sin bloquear recursos que se puedan dedicar a otros fines. Como por ejemplo, a disminuir la deuda a corto plazo o a reducir el endeudamiento en la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Con esta misión nace BilliB, una solución financiera tecnológica innovadora que te permite tomar decisiones financieras eficaces sobre el descuento por pronto pago de facturas y, con ello, optimizar tu circulante obteniendo una alta rentabilidad.

 

“Cómo influyen en la gestión del circulante y la tesorería las decisiones financieras respecto a los activos y pasivos a corto plazo”

 

A priori, toda decisión sobre los activos circulantes espera obtener la máxima rentabilidad de la inversión que se ha hecho en ellos. Para obtener esta rentabilidad se buscan alternativas de inversión de los excedentes de efectivo, se prioriza el cobro de las cuentas a cobrar a corto plazo sobre las cuentas con vencimientos a largo plazo, o se procura mantener el nivel óptimo de inventario con la mínima inversión y el mínimo coste, entre otras estrategias financieras.

Hay que considerar que la rentabilidad de una empresa puede verse afectada por el exceso de inversión en activo circulante, por ejemplo, si mantiene saldos de efectivo ociosos o si no lleva una eficiente gestión del inventario.

Sin embargo, las decisiones sobre los activos circulantes no se pueden tomar de forma aislada. Las decisiones financieras respecto a estos activos y respecto a los pasivos circulantes, afectan al capital circulante y a la tesorería. Y las decisiones que se tomen respecto a la financiación de dichos activos circulantes, han de buscar incurrir en el menor coste posible.

Toda toma de decisión y planificación con respecto a los pasivos circulantes tiene también su repercusión en la optimización del circulante y la gestión de tesorería. Nos referimos con esto a la elección de las fuentes externas de financiación que ofrezcan las condiciones más convenientes, a la gestión de las condiciones comerciales en la negociación con proveedores o a la capacidad de rentabilizar los pagos con la gestión de descuentos por pronto pago.

Las decisiones financieras a corto plazo en la gestión del circulante y la tesorería estarán determinadas por la estrategia global de financiación del circulante que tenga la empresa. Si es una estrategia segura, buscará equilibrar los niveles de activo circulante y pasivo circulante, manteniendo altos o bajos niveles de ambos. Si es una estrategia arriesgada, mantendrá un nivel reducido de activos circulantes y altos niveles de pasivos a corto plazo. Finalmente, si es una estrategia segura, financiará los activos circulantes con elevados recursos permanentes (fondo de maniobra) y, por tanto, mantendrá niveles más bajos de pasivos a corto plazo.

 

“Con BilliB tomas decisiones financieras sobre las cuentas a pagar que contribuyen a optimizar tu circulante obteniendo una alta rentabilidad”

 

BilliB incide de lleno en algunas decisiones que puedes tomar respecto a las cuentas a pagar y sobre la gestión del circulante. Es una herramienta que te permite extraer la máxima eficacia del instrumento financiero del descuento por pronto pago, ya que ofrece su plataforma online para gestionar los acuerdos con tus proveedores, aplica los descuentos pactados según la fecha exacta del pago (el llamado “descuento dinámico”). Y finalmente efectúa la liquidación de los pagos sobre cuentas de dinero electrónico.

La gestión digital de los descuentos por pronto pago y el modelo de tesorería digital que integra BilliB permiten planificar los pagos de forma óptima y gestionar la liquidez de forma proactiva.

Es decir, BilliB es una herramienta que se adapta a tu estrategia financiera,  con la que puedes tomar decisiones eficientes y sumamente ágiles sobre cuándo, a qué proveedores o facturas y con qué descuento quieres anticipar los pagos. También decides con qué hacer los pagos, si con tus excedentes de tesorería, contra una línea de financiación interna (confirming) de Bankia integrada en la plataforma (incluida la posibilidad de pagar tras el vencimiento de las facturas). También podrías incorporar financiación de cualquier entidad, mediante adeudos directos a la cuenta de pagos con que te des de alta en BilliB.

BilliB te ofrece, pues, una forma sencilla y poderosa de optimizar tu capital circulante obteniendo una alta rentabilidad de la gestión de tesorería o de la capacidad de acceso a financiación, es decir, de tu solvencia. BilliB extrae todo el rendimiento que esconden tus facturas.