La cuota de valor de mercado de la marca blanca crece hasta el 40%

La preferencia por la marca blanca se ha convertido en una tendencia al alza que continuará creciendo debido a una mayor concienciación del consumidor por el ahorro en la alimentación.

#ALDíaNews: La cuota de valor de mercado de la #marcablanca crece hasta el 40%. Clic para tuitear

Como consecuencia de la crisis económica generada por el COVID-19, las marcas del distribuidor (MDD), las denominadas “marca blanca”, continúan aumentando, en España, su cuota de mercado, una tendencia que previsiblemente se mantendrá al alza.

En el año 2018, según un informe de EAE Business School, la cuota de valor del mercado en gran consumo de las marcas blancas era de un 36,2%, cifra que, como recoge un informe reciente de Bain & Company, se ha incrementado hasta alcanzar el 40%. En este sentido, “muchas marcas blancas han ganado cuota de mercado frente a las marcas de fabricante durante el periodo de confinamiento y, probablemente, continuarán creciendo en todas las categorías como ya vimos tras la última crisis. Esto provocará que muchos productos, especialmente los más premium, pierdan terreno y empiecen a competir en segmentos menos rentables, con reglas de juego completamente nuevas para las marcas”, indica Ignacio Otero, coautor del informe de Bain & Company.

Impacto y adaptación a los nuevos comportamientos del consumidor

El periodo de confinamiento ha generado en el consumidor nuevos estilos de vida que han derivado en cambios en sus hábitos de compra, con la incertidumbre de conocer si estos nuevos comportamientos perdurarán en el tiempo. “Se prevé, al menos inicialmente, un consumo racional y enfocado al ahorro por parte de los consumidores, así como una apuesta por el producto de proximidad, es decir, una especie de regreso a lo local, al producto más cercano”, analiza Mila Montañana, directora de Adecco Alimentación. 

Asimismo, según una encuesta realizada por Adecco Alimentación, el 53% de los consumidores señala que, durante el confinamiento, ha optado por productos más económicos; un 34% afirma que no ha modificado el gasto del carro de la compra durante este periodo, mientras que un 13% indica que sí que ha invertido más.

Por otra parte, un 35% señala que se ha decantado por marcas blancas y un 29% asegura que ha podido reducir su gasto debido a las ofertas y descuentos realizadas por los supermercados. Además, para continuar con el ahorro, un 11% de los encuestados dice que ha sustituido alimentos más caros, como la carne de vacuno o pescado, por aquellos más económicos, como el pollo o la alimentación seca.

Fuente: 20minutos.es

Para estar al día de las últimas noticias y tendencias, 
suscríbete a la newsletter Dir&Ge