Cómo hacer una cadena de suministro más resiliente

Paula Pérez, Main Supply Chain Sales Consultant at Oracle, explica detalladamente cómo podemos adaptar y fortalecer la gestión de la cadena de suministro en un entorno tan cambiante.

La crisis generada por el COVID-19 ha provocado mucha incertidumbre y las compañías en un primer momento han tratado de mantener la planificación de sus operaciones en unas cadenas de suministros muy zarandeadas por la situación. Revisar sus estrategias, políticas y procedimientos ha sido una prioridad con el objetivo de fortalecer las cadenas de suministro en todos los ámbitos para que sean más resilientes y mejor preparadas para situaciones futuras.

Paula Pérez nos explica que muchas organizaciones no cuentan con procesos formales de planificación. En este sentido, analiza que los mejores perfiles de planificación son aquellos capaces de moverse dentro de la propia organización para obtener esa información que no está estructurada en ningún sitio. Este proceso resulta todavía más complejo en la situación actual, debido a que los equipos de planificación de muchas compañías están trabajando, por primera vez, en remoto, manteniendo una cadena de suministro que se encuentra al límite y adaptando estrategias cambiantes en función de cómo va evolucionando el contexto.

¿Cómo se puede fortalecer la cadena de suministro? ¿Por dónde hay que empezar? Paula Pérez recomienda empezar por la organización. Para ello, tenemos que confiar en las personas y equiparlas adecuadamente. También es necesario generar flujos de trabajo claros que permitan alinear la estrategia con la táctica e integrar toda la cadena de suministro desde el proveedor hasta el cliente. En este sentido, el dato es la base que permitirá centrar toda la información, definir objetivos y el medio para comunicar esas estrategias cambiantes, para evaluar la ejecución.

En estos momentos, el área de planificación es el pilar fundamental que está soportando la estrategia de la compañía, ayudando a definir los posibles escenarios y permitiendo plantear el futuro.

A la hora de facilitar al equipo de planificación las simulaciones a realizar, las nuevas tecnologías, como el Machine Learning o la Inteligencia Artificial, serán determinantes a la hora de apoyar y enriquecer, de manera diferencial, este proceso. Además, es necesario que la organización pueda, observar lo que está pasando en el exterior, analizar los datos disponibles, y disponer de la capacidad de simular para tomar decisiones y actuar.

La tecnología, puesta a disposición de las personas, va a ser la clave para conseguir una cadena de suministro más fuerte y resiliente al futuro, concluye Paula Pérez.


Logo Oracle