carlsberg inteligencia artificial

Algoritmos de machine learning, big data, sistemas cloud o sensores avanzados son algunas de las soluciones de inteligencia artificial que Carlsberg ha comenzado a aplicar para innovar en sus productos y procesos.

[email protected]_es confía en la #IA para mejorar la #innovación en productos y procesos Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Tecnología para la predicción de sabores

Aplicar las últimas tecnologías en los procesos de producción se ha convertido en el principal camino hacia la innovación para muchas empresas. Así, la cervecera danesa ha comenzado a incorporar la inteligencia artificial con proyectos como el denominado Beer Fingerprinting Project, que da soporte a los investigadores de la compañía para utilizar sensores avanzados y métricas que mapean y predicen más rápido los sabores de las diferentes bebidas.

Jochen Förster, director de levaduras y fermentación para el Laboratorio de Investigación de Carlsberg, asegura que “nos dimos cuenta de que, si contábamos con sensores que nos dijeran desde un primer momento si la levadura se podría utilizar para la producción de cerveza a gran escala, y que reconociera los químicos y sabores que la componen para predecir cómo sería el sabor final de la propia cerveza, nos ahorraríamos muchísimo trabajo y avanzaríamos en nuestra investigación más rápido”.

De esta forma, la compañía ha trabajado junto a la Universidad de Aarhus, la Universidad Técnica de Dinamarca y Microsoft para el desarrollo de los sensores y su implementación en los diferentes escenarios del proceso de fermentación. Además, también se han incorporado algoritmos de machine learning que miden los sabores y aromas creados por los distintos ingredientes. A pesar de que el proyecto solo lleva en marcha seis meses, los sensores ya son capaces de diferenciar entre cerveza Pilsen y lager.

El bar conectado de Carlsberg

El objetivo es trazar una huella del sabor para cada muestra y reducir hasta un tercio el tiempo que se tarda en investigar sus diferentes combinaciones. De esta forma, la empresa mejorará su productividad y el ciclo de comercialización de los productos.

Para aumentar el rendimiento, agilidad y velocidad de la compañía, el grupo ha llevado a cabo la reinvención de su plataforma cloud. Gracias a la migración de sus 500 servidores a Microsoft Azure, Carlsberg ha creado un ambiente de trabajo más colaborativo y conectado. Sara Haywood, Chief Technlogy Officer del Grupo Carlsberg, establece que “la rapidez es fundamental aquí para poder acceder a estas oportunidades y mantenernos al frente de nuestra competencia”.

Gracias la nube Carslberg está desarrollando el concepto de “bar conectado” en treinta pubs. El prototipo emplea el IoT para ofrecer información a los propietarios para gestionar eficazmente el stock de barriles, la temperatura de la cerveza, mejorar la rentabilidad y la experiencia de los clientes.

Fuente FoodRetail

¿Quieres estar al día de las últimas noticias de innovación?