retos tecnológicos pymes 2019

Con el comienzo de 2019 se inaugura un nuevo ciclo en el que las empresas seguirán avanzando en su proceso de transformación digital.

[email protected] explica los nuevos retos tecnológicos para las #pymes en 2019 Clic para tuitear

prodwareA medida que la tecnología evoluciona son más y mayores los retos que implica la digitalización para las compañías, por ello es importante que no se queden atrás tratando la adopción de nuevas herramientas de trabajo como un proceso constante.

Tras un año como ha sido el 2018 en el que la nube se ha consolidado como principal apuesta para las principales empresas tecnológicas, 2019 llega cargado de nuevos retos como la creciente amenaza de ciberataques y la transformación de las operaciones a través de nuevas tecnologías como son la inteligencia artificial, la realidad virtual y aumentada y el Blockchain.

Inteligencia artificial y aprendizaje automático

Durante 2018, la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (Machine learning) han sido los protagonistas de las tecnologías emergentes. Se han discutido en todos los niveles en todas las industrias y hoy en día ya es complicado encontrar un negocio o una industria que no se beneficiaría con la implementación de algoritmos de aprendizaje automático y herramientas basadas en IA. Sin embargo, no todas las empresas están preparadas para cambiar sus herramientas y soluciones por tecnología inteligente.

El próximo año, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático ampliarán su presencia en varios sectores como la industria alimentaria, manufacturera o ingeniería. La inteligencia artificial jugará también un papel clave en el desarrollo de la ciberseguridad, cada vez más capaz de identificar amenazas en base a comportamientos de anteriores ataques.

Los asistentes de IA penetrarán además en hogares, oficinas y otras áreas. Se integrarán en los sistemas de transporte, salud, finanzas y educación. Las herramientas de inteligencia artificial nos permitirán interpretar los datos y predecir el futuro, brindando numerosos beneficios a las empresas e individuales.

Tecnologias inmersivas: realidad virtual y aumentada

Estamos ante una auténtica explosión del gasto en productos de realidad virtual y realidad aumentada y el salto exponencial en la facturación por este tipo de soluciones no solo se producirá en 2019, sino también en los años sucesivos. De cumplirse las predicciones de IDC, el mercado crecerá hasta 2022 a un ritmo anual medio del 69,6%.

Las tecnologías inmersivas, el desarrollo de entornos virtuales y los dispositivos como las gafas de realidad aumentada permiten a las compañías de los diferentes sectores ofrecer a sus clientes servicios totalmente diferenciadores. Desde la ingeniería hasta el turismo, la realidad virtual y aumentada ya tiene aplicación en los negocios, y aunque todavía está en una fase muy inicial su crecimiento se prevee imparable.

Blockchain

Sin duda, la tecnología Blockchain debería incluirse en la lista de tendencias tecnológicas para 2019, ya que se ha expandido rápidamente durante los últimos meses y todavía tiene mucho por ofrecer.

Aunque la mayoría de la gente asocia Blockchain solo con criptomonedas, la tecnología puede incorporarse con éxito en muchos otros campos no relacionados con criptografía. 2019 se dedicará a la creación de la imagen industrial de Blockchain y su separación de Bitcoin y otras criptomonedas.

Probablemente seamos testigos de la convergencia de Blockchain con otras tecnologías como IoT, aprendizaje automático y la nube. Como resultado, se representarán nuevos casos prácticos de uso y aumentará la demanda de expertos en Blockchain.

Probablemente y sobre todo para aquellas empresas más tradicionales, estas tecnologías parezcan demasiado complejas, costosas e inasequibles para la mayoría del mercado. Sin embargo, al igual que ha ocurrido con otras tecnologías, como por ejemplo la computación en la nube, acabarán llegando e incorporándose a nuestro día a día y por ello, es importante que las empresas estén preparadas para incorporarlas a sus procesos y operaciones con el fin de ser más eficientes y productivas.