alejandro gimenez korporate technologies

En esta entrevista hablamos con Alejandro Giménez Núñez sobre el valor de los datos para la toma de decisiones estratégicas, la evolución de los modelos empresariales y las tendencias tecnológicas que determinarán el desarrollo de los negocios

Alejandro Giménez Núñez (@kyokorporate), CEO en @korporatetech y en @PrometeusGS: hay que concienciarse sobre el valor del #dato como fuente de #conocimiento empresarial Clic para tuitear
Logo-Korporate

El crecimiento de las compañías requiere espacios de trabajo más ágiles, inteligentes, colaborativos y seguros, donde se facilite el intercambio de conocimiento, la mejora de la comunicación y el desempeño diario.

“RPA va a ser la próxima revolución en el lugar de trabajo moderno ya que nos va a ayudar a simplificar nuestras tareas, mejorando en precisión, logrando un mayor control de los procesos y reduciendo el riesgo operativo”

¿Cómo han cambiado las necesidades tecnológicas de los negocios en ese tiempo?

Se ha producido un giro de ciento ochenta grados en cuanto a prioridades. Al igual que ha ocurrido en toda la sociedad en general, el impacto de la digitalización se ha hecho notar en todas las compañías transformado en primer lugar el puesto de trabajo a favor de una mayor simplicidad de los procesos, afectando a roles y tecnología. En estos años ha habido una brecha digital importante entre las opciones que había como consumidor frente a las posibilidades como trabajador.

Nos hemos centrado mucho en el front-office, en hacer estrategias de cara al cliente, y ahora las compañías se ven obligadas a transformar también el back-office aportando mayor eficiencia a sus procesos. Hay una sensibilidad importante no solo frente al cliente sino también hacia el empleado de cara a facilitar su trabajo.  Los profesionales demandan cada vez más tecnología y los procesos tienen que adaptarse a nuevas necesidades como tener más agilidad, movilidad, eficiencia y productividad, pero también más conexión, y un mayor conocimiento del negocio, del cliente y de la realidad que le rodea para poder llevar a cabo las acciones necesarias.

¿Cuáles son las claves para lograr estos objetivos a través de la transformación digital del negocio?

Poniendo precisamente el foco en los procesos, la personas y la tecnología. En primer lugar hay que apostar decididamente por la innovación, pero también hay que fusionar acertadamente el pasado con el futuro, explorando nuevas oportunidades y asumiendo riesgos. Es decir, no se trata de cambiar en las compañías lo que se hace, como sí cambiar la forma en la que se hace.

En Grupo Korporate estamos, también, en ese camino. No nos olvidamos del origin business (vinculado al sector del printing) pero tenemos la vista puesta en el i-business (Automatización Robótica, Data Analytics…), buscando la agilidad de los procesos, la eficiencia de estos y el impulso del conocimiento empresarial. Tenemos claro que no se puede seguir haciendo el mismo trabajo de la misma manera que hace diez años. La tecnología ha variado tanto que es necesaria incorporarla a nuestros negocios como vía para crear entornos de trabajo más eficientes y mejorar los resultados. Hay que tener claro que debemos automatizar los procesos, además de tener  una adecuada gestión del talento, incorporando también nuevas competencias.

¿Cómo pueden las empresas evolucionar hacia el Smart data, es decir, emplear los datos para la toma de decisiones estratégicas de negocio?

Hay que concienciarse sobre el valor del dato como fuente de conocimiento empresarial, ya que todavía es una asignatura pendiente para muchos negocios. Más del noventa por ciento de las compañías siguen aún sin usar la información para mejorar el rendimiento, por lo que hay que comprender que el acceso a ese conocimiento supone no solo tomar mejores decisiones, sino entender también mejor al cliente, detectar nuevas oportunidades, mejorar en productividad y eficiencia, e incluso otorga la posibilidad de saber lo que puede ocurrir dándonos la opción de establecer estrategias sobre cómo abordar los cambios.  

Teniendo clara esta cuestión hay que unificar las fuentes de datos en un solo lugar, velar por la calidad, veracidad e integridad de nuestra información, pero también tener acceso a los datos en cualquier momento, democratizando el conocimiento en toda la empresa, que no solo sea accesible al equipo directivo.  Por otro lado, las organizaciones deben facultar a sus trabajadores para aplicar datos y análisis a la resolución de problemas empresariales y comprender que las decisiones siempre han de basarse en evidencias. Además es fundamental comprender que para extraer valor a los datos se requiere siempre de estrategia, es decir: tener claro los objetivos que queremos conseguir, luego hay que  medir, analizar, comunicar y al final transformar, porque los datos deben servirnos para implementar cambios de cara a mejorar nuestra competitividad.  

¿Qué herramientas o soluciones tecnológicas consideras que son las más adecuadas para lograrlo?

Se ha dicho muchas veces: vivimos en la era del dato y nunca antes había sido tan importante la gestión de la información en las compañías como activo para la mejora de la competitividad y el rendimiento, pero hay que tener en cuenta que la tecnología ha cambiado y hoy transita por otros caminos donde se simplifica el acceso a la información y el análisis, democratizando el conocimiento bajo el concepto de ‘Hazlo tú mismo’. En las empresas dar con la información adecuada sigue siendo un problema y la mayoría de los empleados carecen de datos y tienen poco acceso a la información y los análisis.

Es más, hasta hace poco existía la creencia de que para sacar valor a los datos hacía falta una gran inversión. Términos como Big Data asustaban a muchas organizaciones que se veían forzadas a incorporar no solo nueva tecnología sino nuevos perfiles con conocimientos técnicos avanzados, limitando el acceso del conocimiento a unos pocos. Sin embargo, en Prometeus Global Solutions hemos conseguido recortar las diferencias existentes entre las grandes y pequeñas empresas cuando se enfrentan al análisis de datos a favor de  una mayor simplicidad en el acceso a la información corporativa, ayudándonos también de la Inteligencia Artificial.

Hoy cualquier compañía, independientemente de su tamaño, puede extraer el  máximo valor a los datos de negocio para tomar mejores decisiones, obteniendo una visión y comprensión más completa del negocio, teniendo acceso móvil y en tiempo real a la información, facilitando las consultas por medio del lenguaje natural, pero además pudiendo usar todo tipo de fuentes de datos, incluso externos, para lograr una radiografía más certera de su negocio. Hemos puesto el conocimiento al alcance de todos.

“Nuestra estrecha colaboración con Kyocera España nos ha llevado a potenciar ideas innovadoras consiguiendo Smarter Workspaces, donde se mejora la experiencia del empleado y se impulsa la productividad”

¿Cómo impacta la Automatización Robótica de Procesos (RPA) en la productividad de la compañía?

RPA va a ser la próxima revolución en el lugar de trabajo moderno ya que nos va a ayudar a simplificar nuestras tareas, mejorando en precisión, logrando un mayor control de los procesos y reduciendo el riesgo operativo. Todo esto impacta en una mejor experiencia de empleado y del cliente. La Automatización Robótica de Procesos consigue que las tareas rutinarias se vuelvan más fluidas asegurando que el trabajo humano sea más efectivo, lo que nos va a llevar a nuevos entornos de trabajo mucho más ágiles y eficientes donde los empleados dispondrán de mayor tiempo para realizar otras actividades con mayor valor añadido para el negocio: tácticas o estratégicas, logrando trabajadores más felices, productivos y más comprometidos, gracias a esta tecnología.

¿Cómo se pueden crear espacios de trabajo más eficientes?

La automatización ha demostrado que nos ayuda a simplificar procesos sustituyendo tareas tradicionalmente manuales a favor de la eficiencia. Cualquier compañía debe estar preparada para una gestión documental inteligente, pero también para hacer más sencillos los flujos de trabajo,  reduciendo toda la burocracia aparejada al papel, a favor de la simplicidad y de la colaboración. Hay que evitar los silos información, democratizar el conocimiento, mejorando la seguridad y facilitar, en definitiva, un mejor acceso a los datos.

Esto solo es posible a través de las posibilidades que conlleva la digitalización y analizando la situación tanto del front-office como del back office. Disponer de soluciones de facturación electrónica, o incluso de dispositivos de impresión inteligentes que ayuden al procesamiento, manipulado de la información, mejorando, además, las las comunicaciones y el trabajo en equipo, contribuyen a dar un paso notable a favor de la eficiencia. Desde 2015, nuestra estrecha colaboración con Kyocera España, nos ha llevado a potenciar ideas innovadoras que ofrezcan valor a las empresas en el contexto actual. La idea es conseguir Smarter Workspaces donde la productividad mejore, beneficiando al empleado, pero también del cliente.

¿Qué características reúnen este tipo de compañías?

La empresas 5.0 son aquellas que se centran precisamente en las personas, buscan lograr una mejor experiencia de empleado aprovechando todo lo digital para simplificar tareas y procesos, mejorando el desempeño e impulsando la mejora continua. Son aquellas que sustituyen ya la palabra jerarquía por redarquía y valoran conceptos como el de colaboración y cooperación, no teniendo miedo a adoptar nuevas competencias y tecnologías para la mejora de su cometido, impulsando nuevos métodos de trabajo más dinámicos al servicio del empleado y del cliente, fomentando sinergias. Supone un cambio de concepto, un paso más en la gestión del cambio, donde se hace necesario más capacitación y adopción de nuevas habilidades. Son aquellas que en definitiva optan por renovarse de forma continua para crecer.

En tu opinión, ¿qué tendencias tecnológicas son las que más influirán en el crecimiento de los negocios?

Yo diría que tres: Automatización Robótica de procesos, Inteligencia Artificial y Business Analytics. Su impacto en la empresa y las perspectivas de desarrollo que las tres ofrecen nos va a llevar a nuevos escenarios mejorando la competitividad de nuestras compañías. Tenemos que tener claro que la combinación de estas tres va a hacer posible la creación de una nueva fuerza laboral que nace de la combinación de máquinas y humanos para mejorar fortalezas y habilidades entre sí. No  hay que tener miedo, sino todo lo contrario.

Con la ayuda de la tecnología seremos más ágiles y precisos, logrando mayor eficiencia operacional, pero también gracias a ella vamos a ser mucho más inteligentes. El conocimiento, apoyado en una gestión óptima de los datos, nos dará mejores perspectivas para afrontar con acierto el futuro dejando de tomar decisiones en base a la intuición, centrándonos en la información que tenemos, que va a ser nuestra verdadera brújula para detectar nuevas oportunidades, identificar riesgos y adelantarnos a nuestros competidores. Ignorar todo esto, no redefinir nuestra forma de trabajar, o negarnos a mejorar nuestras habilidades, será  un error que pagarán caro algunos.

Si quieres estar al día de las últimas noticias y tendencias en  innovación, suscríbete a la newsletter Dir&Ge