mario carranza amovens

Hablamos con Mario Carranza, CEO de Amovens, sobre la situación del carsharing en nuestro país y las tendencias que impactarán en el terreno de la movilidad.

Entrevista a Mario Carranza, CEO de @amovens: la #movilidad como servicio
Click to Share share

Tiempo de Lectura: 4 minutos

En un mercado en el que el consumidor ha dejado de pensar en el transporte privado como un producto para entenderlo como un servicio, Amovens lleva casi diez años rediseñando el concepto de movilidad en España.

” Lo importante es que la devoción por el cliente se respire de puertas para dentro y esto fluya de manera natural hacia nuestra comunidad. “

Amovens nació en 2009 y ya se ha convertido en uno de los principales players de movilidad colaborativa y renting de España. ¿Cuál consideras que ha sido la clave del crecimiento de la compañía?

Amovens nace en 2009 como una comunidad de viaje compartido. Con el fin de seguir ampliando la oferta de movilidad y mejorando la vida de las personas, en el año 2016, se incorporó el servicio de alquiler de coches entre particulares y renting. Ofrecemos la integración de servicios con el coche como eje central, permitiendo llegar a cualquier rincón de España de una forma rápida y eficaz.

Desde un principio hemos tenido un enfoque sencillo que parte de la base de que el usuario es lo primero. Está integrado en nuestra cultura de empresa y en el entorno que nos rodea día a día. Lo importante es que la devoción por el cliente se respire de puertas para dentro y esto fluya de manera natural hacia nuestra comunidad.

Renting, carsharing, movilidad compartida… ¿Habría sido posible crear todos estos nuevos modelos de negocio sin el desarrollo tecnológico?

La industria del automóvil a lo largo de los años se ha centrado en innovar en la producción del coche. Actualmente, se enfrentan al cambio de paradigma de la movilidad impulsada por la digitalización. En los próximos 10 años, el gran reto del sector estará enfocado en el acceso al coche. Hemos descubierto que, en su mayoría, las personas no buscan el coche como producto, sino la movilidad como servicio. Sin duda, el desarrollo tecnológico ha impulsado el cambio de mentalidad.

SocialCar, Drivy… la oferta de soluciones de movilidad ha ido aumentando a lo largo de los años, ¿cuál es el valor diferenciador de Amovens frente a otros players?

Nuestra fórmula es la integración de servicios que permite al usuario crecer junto a nosotros. Obtener la movilidad que le corresponde según el momento de su vida: mientras esté en la universidad comparte viaje para ir un fin de semana a casa, cuando no viaja solo alquila un coche y una vez consigue trabajo puede pillarse un coche de renting. Siempre acompañado de nuestro equipo, haciéndolo parte de la comunidad.

Amovens surgió como plataforma online, pero con un perfil de usuarios muy amplio. ¿Qué estrategias están poniendo en marcha para mejorar la experiencia de cliente y fidelizar a tan amplio rango de usuarios?

Nuestra estrategia es clara: ofrecemos el mejor precio con total transparencia y la mejor experiencia. Utilizamos canales como el teléfono y el WhatsApp que para nosotros son vitales, ya que nos permiten mantener un contacto directo con el usuario y explicarnos de una forma rápida. Está claro que los usuarios demandan respuestas eficientes y rápidas y estas herramientas nos permiten serlo.

Nuestro crecimiento es orgánico, gracias a que ofrecemos la mejor experiencia de usuario esto se refleja en el 80% de los usuarios que se unen a la comunidad son recurrentes, mientras que el 60% viene recomendado.

” La mentalidad que se ha venido aplicando en otras verticales, como Spotify con la música o Netflix con el cine, se adaptará al sector de la movilidad”

La disrupción generada por compañías como la vuestra ha levantado ampollas entre los agentes tradicionales. ¿Qué factores consideras que han generado rechazo a la hora de introducir la innovación en el sector del transporte y movilidad?

Hay 1,4 billones de coches en el mundo. El 90% de estos son financiados, lo que produce 5 trillones de deuda por financiación al consumo circulando. Si a esto le sumas mantenimiento, gasolina, impuestos y demás, se tienen 10 trillones de euros de complejidad. En los próximos 10 años, la propiedad del coche caerá dramáticamente en un 80%.

Vemos que el acceso al coche está empezando a sufrir un cambio radical. La mentalidad que se ha venido aplicando en otras verticales, como Spotify con la música o Netflix con el cine, se adaptará al sector de la movilidad.

El mercado no lo componen solo los players, las instituciones también juegan un papel importante. ¿Cómo consideras que impactarán las futuras regulaciones y normativas de tráfico en el sector?

Las nuevas normativas vendrán y el sector del motor ha de adaptarse. El      cambio de tendencia conlleva a un cambio de estrategia que involucra desde el fabricante hasta las empresas que ofrecen servicios de movilidad. Lo cierto es que la urgencia agiliza al ingenio y esto va a hacer que veamos como el sector se adapta a una transición de manera eficiente.

Amovens generó en 2017 un volumen de negocio superior a los 12 millones de euros. ¿Cuáles son los planes de expansión y desarrollo del negocio?

Nos queda mucho trabajo por hacer dentro de España, por lo que nuestro plan es seguir trabajando y mejorando. Multiplicamos por 4 el año pasado y volveremos a hacerlo este año, esperamos seguir con este crecimiento exponencial muchos años más.

Las nuevas tecnologías están transformando todos los sectores empresariales. ¿Qué tendencias tecnológicas consideras que van a impactar en el terreno de la movilidad?

Actualmente vemos mucha innovación en el sector. Cada día hay nuevos proyectos que se enfocan en desplazamientos del punto A al B. En las grandes ciudades, las calles están llenas de coches eléctricos, motos, bicicletas y patinetes tienen un impacto visual muy grande en las grandes ciudades, pero realmente no están dando ofreciendo soluciones de movilidad para gran parte de los españoles.