entrevista dulcesol

Hablamos con Rafael Juan, CEO de la compañía, sobre la gestión del desarrollo, el proceso de transformación digital y la incorporación del comercio electrónico.

Entrevista a Rafael Juan CEO de @dulcesol1952: la adaptación como motor de crecimiento Clic para tuitear

Tiempo de Lectura: 4 minutos

Grupo Dulcesol nació en 1952 como compañía especializada en producción y comercialización de productos de pastelería y bollería. En 2018 registró 58 millones de euros en ventas internacionales y está presente en más de 50 mercados, como Argelia, donde es líder del sector.

“Siempre hemos intentado ir más allá en nuestra oferta de productos para adaptarnos en cada momentos a las necesidades de los clientes (distribuidores) y consumidores”

¿Cuáles consideras que han sido los factores que han situado a la compañía como líder del sector?

El Grupo Dulcesol es una compañía multimarca que fábrica más de 200 productos de alimentación dentro de 7 categorías diferentes. Y se encuentra entre las principales empresas del sector alimentario español, gracias a diversos factores  que nos han permitido llegar hasta aquí. Entre ellos destacaría uno clave: siempre hemos intentado ir más allá en nuestra oferta de productos para adaptarnos en cada momentos a las necesidades de los clientes (distribuidores) y consumidores. De esta manera dentro de la categoría de pastelería y bollería, hace tiempo venimos apostando por las mejoras del perfil nutricional, reduciendo grasas hidrogenadas o saturadas, disminuyendo la cantidad de azúcar… Todo ello ha hecho evolucionar nuestra oferta a lo largo de los años, algo que ha sido valorado muy positivamente por los destinatarios de los productos.

Con esa máxima presente ha habido otros ingredientes en nuestro crecimiento, como tener un producto diferenciado y de calidad a precios competitivos, contar con una red de distribución propia, cada vez más extensa, una marca-paraguas que ha sido una palanca de desarrollo  y un sistema de mejora continua que nos ayuda a ser más eficientes y flexibles. Junto a los pilares que he citado anteriormente y en los últimos años, estarían también dos aspectos fundamentales: la internacionalización y la diversificación.

¿Qué desafíos ha planteado para el negocio la incorporación del comercio electrónico como canal de ventas?

El Grupo Dulcesol es una compañía multicategoría, multimarca y multiproducto -con una cartera que supera los 200-. Nuestro objetivo con las tiendas online que hemos desarrollado para las distintas marcas es sobre todo ofrecer un servicio al consumidor. Esto es, hacer accesible al mercado nuestro extensísimo portfolio que abarca más de 2.500 referencias.

Mi Menú®, Natur Crem®, Be Plus® y Dulcesol®… ¿Cómo se gestiona la imagen, reputación e identidad de cada una de las marcas del grupo?

El Grupo Dulcesol como empresa multimarca trata de que cada una de esas marcas tenga su propia imagen y valores que la identifican y la diferencian de otras competidoras en su categoría. Sin embargo, hay un común denominador a todas ellas, como es la búsqueda constante de propuestas novedosas y con valor añadido para el público objetivo al que se dirige.

Para cada una desarrollamos la estrategia de marketing y comunicación que mejor se adapta al público al que nos dirigimos. Esto incluye desde la propia identidad o el packaging, pasando por la distribución, hasta los canales de comunicación y acciones para llegar a los destinatarios. Dentro de estas y según los casos, usamos las RRSS -en las que  tratamos de contactar con el consumidor con la idea de conocer sus inquietudes- los patrocinios o las campañas de publicidad, entre otras.

“Fomentamos la creación de equipos autogestionados, aprovechando al máximo el talento de las personas e integrándolas en el proceso de innovación”

¿Qué papel juega la innovación en el posicionamiento de Dulcesol a la vanguardia del sector?

La innovación es un pilar fundamental del Grupo Dulcesol  y a la vez es un motor de nuestra estrategia empresarial. En este marco a finales de 2018 creamos el Centro de Innovación Nutricional y Salud (CINS). Y si tenemos en cuenta que  sus  actuaciones se centran tanto en la mejora de aspectos nutricionales de nuestros productos -reducción del azúcar, sal y grasas saturadas- como en la introducción de nuevas gamas de productos saludables o el desarrollo de actividad en el ámbito de I+D Salud, está claro que necesitaremos grandes dosis de innovación para conseguir los objetivos que nos hemos fijado.

¿En qué tecnologías se está apoyando el grupo para mejorar su eficiencia y productividad?

A partir de los años 90 hemos ido trasladando la digitalización a las líneas de producción, sobre todo por los controles de calidad y la implantación de la ISO 9000, tratando de evitar la burocratización que nos supondría no tener esos controles en soporte digital.

Más tarde, en los 2000 empezamos con la robótica -aunque nosotros ya prácticamente desde nuestros inicios hemos hecho mucha investigación y hemos invertido mucho en tecnología del proceso-, conectando todos los equipos productivos a nuestros servidores –que empezamos a integrar hace 25 años-, y más recientemente, en la última década estamos inmersos en el Marketing Digital, tratando de involucrar tanto a nuestros clientes como a los consumidores.

También hemos invertido mucho desde hace años en todo lo que tiene que ver con Industria 4.0 e internet de las cosas (IoT), conectando equipos y líneas de producción.

¿Qué tendencias consideras que van a influir en la producción y distribución del negocio de la pastelería y bollería industrial?

De acuerdo con nuestra experiencia como compañía fabricante de productos de alimentación en 7 categorías diferentes, las nuevas tecnologías afectan a toda la cadena de valor de forma transversal, desde la llegada de los materiales hasta la entrega del producto al consumidor. Por eso cuando desarrollarnos un proceso nuevo lo primero que pensarnos es en cómo lo van a hacer y cómo vamos a digitalizarlo. Tratamos de introducir flexibilidad en los procesos, con el fin de adaptarnos a las necesidades de cada cliente o grupo de consumidores. Llegará un momento en el que podremos incluso personalizar los producto, y el mundo de la pastelería va en esa dirección, y veremos muchos productos impresos en 3D antes de lo que pensamos.

Desde tu experiencia, ¿qué habilidades deben tener los líderes actuales para hacer frente a los retos de la economía digital?

Según mi opinión como responsable del Grupo Dulcesol, una compañía del sector agroalimentario -multiproducto y multimarca-, diría que el mejor ejemplo es lo que intentamos practicar. Nuestro modelo de organización se basa en el liderazgo participativo, en el trabajo en equipo y, como consecuencia, en la generación de compromiso con la empresa. Fomentamos la creación de equipos autogestionados, aprovechando al máximo el talento de las personas e integrándolas en el proceso de innovación.

Junto a todo lo anterior, es muy importante tener claro que las nuevas tecnologías requieren nuevos talentos o nuevas formas de entender cómo desarrollar los procesos pensando en la diqitalización.