convergencia ERP ecommerce datisa

La eclosión de las aplicaciones móviles, las redes sociales y el cloud han difuminado las barreras entre marcas y clientes y han impulsado una relación más igualitaria. La venta online y el posicionamiento en Internet es ya, un asunto prioritario para las pymes.

[email protected] explica porqué la convergencia tecnológica sigue siendo uno de los grandes retos para las #pymes
Click to Share share

Tiempo de Lectura: 2 minutos

logo datisa

Las ventas online se incrementan año tras año. Según publica recientemente la CNMC en el segundo trimestre de 2018 se superó en España la cifra de 9.300 M€, un 27,2% más que el año anterior. Esto obliga a las pymes a trasladar su eficiencia a través de los diferentes canales de interacción con sus clientes. Una de las mayores complicaciones con las que se han encontrado este tipo de organizaciones ha sido la coordinación adecuada entre ambos entornos.

La integración entre el ERP y el ecommerce

Evitar la duplicidad de los datos, automatizar el intercambio y la actualización de los datos o proporcionar una respuesta inmediata y certera sobre disponibilidad, precio o forma de pago son aspectos fácilmente gestionables a través de un ERP. Obviamente, el sistema de gestión de recursos empresariales deberá facilitar una integración transparente con el resto de las aplicaciones con las que cuente la organización, particularmente, su plataforma de comercio electrónico.

La integración entre el ERP y el eCommerce permitirá reflejar todas las acciones que se lleven a cabo en el seno de la organización, ya sea en el ámbito de la gestión interna como en el de la tienda online. Y no solo eso, además, la integración entre ambos aplicativos permitirá relacionar y actualizar la información que se utiliza en cada uno de ellos, lo que proporcionará, sin duda, un mejor servicio al cliente final, con independencia del canal de acceso que utilice.

La integración entre ERP y comercio electrónico ayuda a que las empresas pongan en valor sus estrategias de customer centric, algo que va más allá de proporcionar un servicio de calidad. La integración entre ambos aplicativos pone realmente en el centro de la operativa al cliente y permite a la empresa -a través de la información que maneja e intercambia vía integración ERP/eCommerce- alinear sus productos y servicios con los requerimientos del cliente.

Mejorando la satisfacción del cliente a través de ERP

Insisto en que detrás de cada pedido hay un cliente al que se le debe proporcionar una respuesta satisfactoria y eficiente. Respuesta que solo se podrá ofrecer si la tienda online y el engranaje interno funcionan correctamente. Es decir, que, además de controlar los procesos de facturación y contabilidad, el ERP deberá proporcionar el soporte necesario para gestionar y coordinar con la plataforma de eCommerce los stocks, las existencias y todo lo que tenga que ver con el servicio al cliente.

La integración entre ERP y comercio electrónico aportará un mayor valor al proceso de compra y permitirá a la organización centrarse en incrementar la satisfacción del cliente que es, lo realmente complicado en un entorno en el que la competencia es cada vez mayor.

Finalmente, es importante señalar, además, que la integración entre ambas plataformas proporciona beneficios a largo plazo ya que optimiza los procesos (accesos más sencillos y rápidos) y mejora la toma de decisiones. La convergencia de tecnologías digitales y físicas, así como, la convergencia de los canales off y online sigue estando en el punto de mira de las pequeñas y medianas empresas.