Javier-Barberá-Presidente-CECAS

En los próximos cinco años la formación que necesitan las empresas de cualquier tamaño va a cambiar más que en los últimos veinticinco. La introducción constante de tecnología ha modificado definitivamente la forma en que las personas asimilan conocimientos y los aplican.

Del profesor tradicional ha quedado poco y hoy, junto al rigor conceptual, a los docentes se les exige actualización constante y una gran capacidad para trasladar el conocimiento a la realidad de una sociedad extremadamente compleja en el menor tiempo posible.

Por nuestra escuela de negocios han pasado más de 150.000 profesionales del seguro y, tras más de 45 años formando alumnos, la experiencia nos ha demostrado que verdades inmutables hay muy pocas.

Javier Barberá, Presidente de CECAS, explica la importancia de la información en los procesos de formación. Destaca la formación de calidad y el flujo fiable de información que asegure la ejecución operativa en el tiempo. Clic para tuitear

Aportarles los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar su labor como especialistas en seguros es imprescindible, pero sin perder de vista que forman parte de un mundo en constante transformación, donde los ciclos de cambio son inferiores a cinco años. Combinar formación con procesamiento de múltiple información es imprescindible para entender la realidad y tomar las decisiones adecuadas.

La profesión de mediador de seguros conlleva un alto nivel de exigencia técnica; obliga a estar permanentemente al tanto de novedades legales, regulatorias, económico-financieras y administrativas, así como a desenvolverse como directivos de sus propias empresas. Por ello, además de introducir cada año formación específica – este año, por ejemplo, sobre la nueva Directiva de Distribución de Seguros- incorporamos contenidos en competencias y habilidades concretas, muchas de ellas relacionadas con la gestión de relaciones personales y neuromarketing: “Entendiendo al cliente digital”, “Negociaciones eficaces”, “Ser un buen líder” o “Cómo gestionar conflictos en el trabajo”, entre otras.

Una escuela de negocios de seguros necesita también observar la realidad y analizarla para contribuir al cambio y al discernimiento empresarial. De esta forma puede prestar una mejor respuesta, tanto en la formación que ofrece, como detectando riesgos y anticiparse en la protección de los bienes y valores de las personas a quienes asesoramos. Por eso, hace algún tiempo decidimos crear en CECAS un departamento de estudios propio capaz de elaborar análisis y debates sectoriales.

Fruto de esta labor de investigación es el informe “Población en riesgo de inundación”, realizado junto con el Observatorio de la Sostenibilidad, que nos ha acercado a la preocupante realidad del cambio climático en España.

El estudio revela que nuestro país tiene casi un millón de personas viviendo en zonas de inundación recurrente con el peligro que conlleva. Un exhaustivo análisis con datos relevantes y detallados, sobre personas, ciudades, pueblos y superficies artificiales que pueden resultar perjudicados en España por el riesgo real de inundación. El riguroso trabajo de investigación es una herramienta predictiva clave para el mediador de seguros a la hora de informar y asesorar a sus clientes sobre los riesgos que corren y cómo deben proteger sus bienes ante este peligro. En paralelo, la información obtenida tiene aplicación directa en nuevas propuestas formativas, como el curso “Riesgos extraordinarios” donde el material sirve de base para analizar situaciones concretas, formulas preventivas, ramos afectados por estas contingencias y coberturas disponibles.

Otra de las investigaciones realizada dentro del marco de la actividad de la escuela de negocios, en este caso, junto a la empresa de investigación de mercados GAD3, ha sido el “Informe sobre la contratación de seguros vinculados a hipotecas y préstamos”. Una encuesta de ámbito nacional entre los clientes de banca que han contratado créditos en los últimos diez años y que revela como las entidades financieras vinculan irregularmente la concesión de créditos con la venta de seguros.

Los mediadores de seguros veníamos detectando y denunciando prácticas comerciales abusivas en la venta de seguros a través de bancos que van en contra de la libertad de los clientes y de la libre competencia, aprovechando su posición dominante. El estudio ha venido a confirmar nuestras sospechas con interesantes datos como que el 66% de los solicitantes de una hipoteca o préstamo al consumo no son informados por los bancos de la posibilidad de contratar la póliza de seguro con cualquier compañía, en la creencia de que tienen que hacerlo con la entidad. Además, en el 59% de los casos, la suscripción del seguro fue una condición necesaria para formalizar la concesión del préstamo, aumentando la proporción al 74% en hipotecas. Práctica de dudosa legalidad y que perjudica gravemente a los mediadores de seguros.

Todos estos estudios complementan la apuesta de una escuela de negocios respetada que tiene una convicción sencilla, pero sólida: la manera más válida de diferenciar unos centros de otros, de marcar distancia con la competencia consiste en realizar un trabajo de primera con la información a la que se tiene acceso. Hay demasiada información disponible acerca del mercado asegurador. Los ganadores serán los que sepan desarrollar un sistema nervioso digital que combine las necesidades formativas con una circulación de información ágil para maximizar el conocimiento.

Otro de nuestros principales compromisos es proporcionar a nuestros alumnos las competencias necesarias para anticipar el futuro de sus negocios en la era digital. Porque la digitalización no pasa por tener redes sociales o página web en una correduría. Es desarrollar el mayor numero posible de procesos aprovechando inteligencia artificial, o el internet de las cosas para centrarse en las actividades de mayor valor añadido que requieren el bien más preciado: tiempo y atención.

Cuando los procesos se encallan, no se presta atención a la calidad, no hay un máximo esfuerzo por establecer una marca, o el servicio acaba motivando quejas. No importa que hoy contemos a nuestro favor con personal capaz, productos excelentes, o saneada economía. Se necesita mirar dos años por delante, formación de calidad y un flujo fiable de información que eleve la calidad y asegure la ejecución operativa en el tiempo.

Esta es una de las razones que nos ha llevado a esforzarnos duro por llevar nuevas tecnologías a nuestros procesos de enseñanza. Aunque ya teníamos en marcha una plataforma digital propia de interacción con el alumno y enseñanza, la irrupción del COVID-19 ha acelerado los plazos. El plan de digitalización que teníamos previsto desarrollar en dos años se ha adelantado casi un año.

Afortunadamente, hemos podido constatar la capacidad de adaptación casi inmediata de CECAS a cualquier eventualidad futura, reforzando nuestra oferta e-learning y de formación a distancia para seguir activos durante la crisis sanitaria y el confinamiento. Para ello contamos con la colaboración de Everis, una de las compañías más importantes del mundo en consultoría y outsourcing. Un socio tecnológico que supone una garantía gracias a su experiencia en implantación de plataformas de aprendizaje virtual, diseño de contenidos innovadores y desarrollo de competencias digitales. Su análisis constante de las tendencias y evolución del aprendizaje aporta un valor diferencial en conocimiento pedagógico, tecnología y de diseño.

Combinamos clases presenciales con otras en línea, ya que consideramos ambas esenciales y complementarias para una buena formación. Un modelo híbrido en la convicción de que el contacto personal sigue siendo insustituible en el proceso de aprendizaje. Una combinación que permite a los alumnos ampliar su red de contactos y aplicar los conocimientos recién adquiridos a su contexto profesional en tiempo real.

Todo este esfuerzo digital, en estudios y cursos formativos, nos permite mantenernos como la escuela de negocios de seguros más importante de España, tanto por antigüedad como por capilaridad geográfica y número de alumnos formados en nuestras aulas. La red de colegios de mediadores juega un papel fundamental, al permitirnos llegar a todas las provincias con una formación propia de altísima calidad.

El nivel de CECAS se mide, en gran medida, por la trayectoria profesional de las personas que han pasado por sus aulas y nos enorgullecemos de ver resultados, ya que muchos de nuestros alumnos ocupan en la actualidad puestos de responsabilidad tanto en corredurías como en grandes empresas del sector.

Por Javier Barberá, Presidente CECAS Escuela de Negocio de Seguros

Acceder al número completo de diciembre 2020/enero 2021 de la Revista Dir&Ge